Pasan los años y valen más: los autos usados se resisten a bajar de precio y ya son «caros» frente a los 0km

A diferencia de otros años, la venta de autos usados cerró el 2012 con números hacia abajo y con la extraña paradoja de muchos modelos en los que -en lugar de perder valor frente al acostumbrado avance de los 0 Kilómetro- su cotizaciones se incrementaron.
Así, y según indicaron a iProfesional.com distintas fuentes del sector, el segmento en cuestión acumuló durante el último período una apreciación cercana al 1% mensual. Esto es, un porcentaje apenas por debajo del incremento que mostraron las unidades nuevas el año pasado.
Precisamente esta suba de precios aparece como uno de los factores que, a los ojos de los especialistas, permite explicar tanto la desaceleración en la compraventa como la segmentación del tipo de vehículos que más salida muestran en la actualidad.
De cara a este 2013 que acaba de iniciarse -y lejos de la retórica optimista que hacen en público las entidades del sector- lo cierto es que los directivos de las agencias de autos reconocen, puertas adentro, que los próximos meses serán muy duros.
Y que, de no implementarse algún paquete de medidas que incentive la compra de usados, el precio todavía alto de estos vehículos -sumado a las facilidades que hoy permiten llegar al 0 Km- terminarán tirando otra vez hacia abajo las ventas.
De ahí que, indicaron a iProfesional.com fuentes de la Cámara del Comercio Automotor (CCA), las agencias negocian hoy con distintos bancos la posibilidad de ofrecer líneas de crédito para la compra de usados.
«El nuestro es un sector que en los últimos cinco años creció sin que el que sector financiero nos acompañe. Esto marca una diferencia importante respecto a lo que sucede con los 0Km. Ahora estamos hablando con directivos de entidades bancarias para ver si podemos implementar líneas de crédito para los compradores», aseguró a este medio Alberto Príncipe, presidente de la CCA.
«Quienes comercializamos usados apuntamos al sector con menor poder adquisitivo. Por ende, ofrecer financiamiento es algo de carácter vital», agregó.
Y añadió: «Estas conversaciones con los bancos las hacemos de manera particular, porque el Gobierno en ningún momento se ha interesado por nuestra situación. Nuestro país tiene un parque automotor con una antigüedad promedio de 15 años pese a que, como productor de autos, debería mostrar una ‘vejez’ de apenas 5».
Más allá de esta apuesta, lo que podría empujar hacia abajo las ventas en esta rama de actividad durante 2013 es el nivel de precios que exhiben los usados, ya que pone a muchos modelos en situación de competencia con los nuevos.
¿Por qué no bajan? Desde la agencia Forest Car una fuente articuló un primer argumento: «La explicación hay que buscarla en la suba de costos y en la inflación».
Y también, agregó, «medidas que repercutieron fuerte en el mercado. Por ejemplo, cuando fue la disputa con México automáticamente subieron los modelos traídos desde ese país. El Chevrolet Aveo o los Volkswagen Bora y Vento aumentaron ni bien se inició la discusión».
Algo similar ocurrió con los vehículos nuevos en general (que al subir empujan a sus «colegas»). Distintos reportes destacan que los 0km fueron incrementándose mes a mes, aunque las alzas se mantuvieron por debajo del índice de inflación general.
En ese sentido, distintos referentes del sector señalaron que, «en el último año todas las marcas y modelos comercializados en el mercado local se han encarecido entre un 15% y 20%, por debajo del 25% que lo ha hecho la economía argentina en su conjunto».
Usados más caros
Las agencias de autos deben lidiar con la permanente suba de costos, mantenimiento del espacio, aumentos de sueldo para el personal, alquileres y una mayor carga tributaria, cuestiones que chocan de frente con un panorama más frío en cuanto a ventas.
Esto hace que tengan que afrontar todas estas mayores erogaciones incrementando el precio de la «materia prima» que venden, que en este caso son los autos.
Estas alzas pueden ser incluso mayores -en términos porcentuales- que las aplicadas por las propias automotrices para los 0km.
Éstas, al ser más capital intensiva que mano de obra intensiva (es decir, en sus matrices de costos hay una mayor preponderancia de maquinarias que de horas hombre) han podido incrementar los valores por debajo de la inflación general de bienes y servicios.
Según dan cuenta varios referentes de esta rama de actividad, hoy los vehículos usados ya no pierden entre el 20% y 25% de su precio al salir de las concesionarias, tal como ha sucedido en años anteriores.
Y a la hora de tener que explicar por qué son tan caros varios modelos ya rodados, los expertos señalan a la inflación como una de las principales causas.
«La idea que históricamente había en Argentina es que apenas un comprador sacaba el auto de la concesionaria, instantáneamente el valor caía entre 20% y 25%. Pero esto cambió, producto de una inflación de magnitud similar», aseguró el titular de la consultora Finsoport y ex viceministro de Economía, Jorge Todesca.
Según un informe divulgado por la consultora abeceb.com, la cotización de los usados más nuevos aumentó algo más de un 9% cada año, a lo largo de los últimos tres. Es decir, fue a contramano de lo que debiera suceder con un bien que se va depreciando y que va siendo reemplazado por unidades más nuevas.
El estudio calculó que en algunos casos, como el del Gol Power (Volkswagen), el alza acumulada (nominal) fue del 37 por ciento.
Según el relevamiento que realizó el estudio -a partir de los datos aportados por la Asociación de Concesionarias (ACARA)- este modelo 0km costaba $27.610 hace tres años, mientras que ahora se consigue con tres años de uso a $37.800.
No es el único caso ya que esto también sucede con muchos modelos de los que cuentan con mayor demanda.
Quienes compraron una camioneta Ecosport (Ford) hace 3 años y hoy quieran venderla obtendrán casi un 20% más de lo que pagaron, siempre en términos nominales.
Poca salida
La suba de precios que muestran muchos modelos atenta contra la venta de las unidades más cotizadas en el ámbito de los usados. Y, como contrapartida, acelera la comercialización de los vehículos más chicos.
Desde Forest Car, la fuente consultada especificó que «las unidades que cuestan más de $60.000 son las que prácticamente están quietas a la hora de la venta».
«Esa cifra marca hoy un límite entre vender o no vender, lamentablemente. Los modelos de Gol, Corsa, Clío o Agile están entre los que más demanda presentan todavía. Ya un precio más alto se hace muy complicado ubicar a un comprador», añadió.
Hernán Dietrich, CEO de la firma homónima, aportó una opinión similar: «Los usados -sobre todo en el caso de los semi nuevos- se han revalorizado en los últimos tiempos. Al subir de precio, muchos ven en la compra de algunos modelos un refugio de valor para su dinero. De ahí que por ejemplo el Gol o el Corsa tengan mucha salida», aseguró a iProfesional.com.
«Para 2013 hay que ver qué sucede con el 0km. El nuevo tiene ventajas respecto del usado ya que muchas veces se comercializa a tasas más redituables y lo que suceda con su cotización repercutirá en los usados. Hay una correlación directa entre uno y otro», dijo.
Ventas hacia abajo
La venta de vehículos usados se deterioró significativamente en el último tramo de 2012.
En este sentido, la comercialización en noviembre pasado (142.511 vehículos) cayó casi 10% frente a igual mes del año previo (157.069).
Con ese resultado, el nivel de transacciones acumuló en once meses una contracción de 3,35% comparado con igual período de 2011, informó la Cámara del Comercio Automotor.
A su vez, descendió 11% en noviembre con respecto a octubre (160.306).
«Dentro de los desafíos que deberemos afrontar en 2013 figura la rentabilidad y la financiación. Rentabilidad, porque ya no es la misma que al comienzo de 2012, y esto comienza a preocupar. Financiación, porque no se puede acceder a créditos baratos», reiteró Príncipe, de la CCA.
«Esto se produce desde hace años, hay mucha gente que quiere comprar o cambiar su vehículo y no llega con sus ahorros, porque las tasas que ofrecen los bancos son prohibitivas. Así que son dos temas que deberemos seguir muy de cerca», concluyó

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 14/01/2013

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!