Estacionar en el centro porteño ya cuesta más de $20 y faltan garajes

Según voceros del sector, para dentro de un mes, aproximadamente, se esperan nuevos incrementos. Los precios más altos, en avenida Corrientes.

Mientras los porteños siguen comprando autos, circular por el Centro es cada vez más difícil y caro.
A los piquetes, las restricciones para andar por el Microcentro, el encarecimiento de los combustibles y peajes se suman los crecientes precios de los estacionamientos: dejar el auto en el Centro ya puede costar hasta entre $18 y $21 la hora. Y para dentro de un mes, aproximadamente, se esperan nuevos incrementos.
Así se pudo constatar en una recorrida por unas 30 playas de estacionamiento del Macrocentro. El precio más alto se paga en los garajes mejor ubicados, principalmente los que están sobre Corrientes. Por ejemplo, el conocido playón de la esquina con Esmeralda y el que está en el cruce con Leandro N.
De acuerdo a Clarín, Alem frente al Correo más el garaje subterráneo de la esquina con Reconquista son tres de los que ya están cobrando $18. También la playa que está en Lavalle entre Alem y Bouchard, frente a Plaza Roma y a la vuelta del Luna Park.
En los alrededores de Tribunales, otra de las zonas más transitadas, algunas playas cobran $18 y sobre la calle Viamonte, $20 y $21. En cambio, la subterránea que queda en Alem, entre Perón y Sarmiento, cuesta $16,50, consigna el matutino.
De todas formas, el precio promedio es $15 la hora, especialmente en las playas de las calles laterales a Corrientes o en las semicubiertas con media sombra, señala Clarín este miércoles.
El clásico playón subterráneo que queda en 9 de Julio y Lavalle y es concesionado por el Gobierno porteño también cobra $15. Hace cuatro años salía $9 la hora y era el más caro de la zona.
A medida que uno se va alejando de las zonas más transitadas hacia el sur de Rivadavia, los precios empiezan a bajar. Así, los garajes ubicados en calles como Defensa o Piedras piden $12 la hora.
El aumento respecto del año pasado es sensible. En abril de 2011, según se publicó entonces, los garajes entre Callao y el Bajo pedían $15 como máximo, y los más alejados no llegaban a $10. Pero el aumento de sueldos acordado por los dueños de los estacionamientos y el sindicato de los empleados de los playones, que fue del 33%, obligó a muchos a subir sus precios entre 20% y 25%.
¿Qué pasará este año? Seguramente para fin de abril o principios de mayo habría aumentos.
Eduardo Sánchez, presidente de AGES, la cámara de los propietarios de estacionamientos, explicó: «Están llegando las boletas de ABL con un aumento promedio del 60%. Y además todavía no abrimos la paritaria salarial con el gremio, lo que seguramente pasará en 20 o 30 días. A medida que los propietarios de los garajes tengan que empezar a pagar estos gastos más altos, y aunque la decisión es propia de cada uno, seguramente las tarifas se tendrán que encarecer. Pero la situación es complicada, porque hay playas en barrios no tan transitados que tienen un 10% o 15% de capacidad ociosa porque la gente no puede pagar más caro el estacionamiento».
La suba del ABL seguramente será mayor en los barrios más cotizados: ya hay garajistas que están recibiendo boletas con aumentos del 300% o más.
La falta de lugares para estacionar y el encarecimiento de las cocheras se está convirtiendo en un problema crónico en el que confluyen varios factores.
La mayor venta de autos aumentó la demanda de espacios, que chocó a la vez con la realidad de que en la última década desaparecieron más de 1.000 garajes, según AGES, porque sus dueños los vendieron a desarrolladores inmobiliarios que construyeron edificios.
Además, el Gobierno porteño eliminó zonas con parquímetros en el Centro, y ya tiene autorizado por ley instalar el estacionamiento pago en más barrios, principalmente en los centros comerciales, una vez que concrete la nueva concesión del servicio de parquímetros y grúas.
Para compensar estas restricciones, desde 2010 comenzó a permitirse que se estacionara a la izquierda en más de 1.600 cuadras, pero en barrios periféricos como Saavedra, La Paternal o Chacarita.
Además, destaca el matutino, el plan para construir cocheras subterráneas, aprobado por ley desde 2000, casi no avanzó por trabas judiciales y por falta de interés de los inversores y apenas pudo inaugurarse una el año pasado.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 04/04/2012

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!