El Smart llegó a la tierra más austral del mundo

El primer auto para ciudad se empezó a comercializar en Ushuaia, Tierra del Fuego. La marca ya vendió 700 unidades en lo que va del año y proyecta otras 200 más antes de la finalización del 2012.
El revolucionario pequeño auto para ciudad, el Smart, líder mundial en su segmento, comenzó a comercializarse en Ushuaia, la ciudad más austral del mundo.
La marca, que llegó a la Argentina hace poco más de un año y ya vendió más de 700 unidades, es comercializada en Buenos Aires por Autolíder. Y ahora llega a Tierra del Fuego a través del concesionario oficial Mercedes-Benz Mario Bonetto Rodados y Servicios S.A.
En total, Smart espera finalizar el 2012 con la venta de 900 unidades.
Según los fabricantes, este vehículo de ciudad posee la más avanzada tecnología en seguridad. «El corazón del vehículo es la Célula de seguridad Tridion, construida de acero altamente resistente, y reforzada adicionalmente a base de componentes de acero ultra resistentes en puntos estratégicos. Los elementos de deformación en la parte delantera y trasera de la carrocería tienen como objetivo que la Célula de seguridad Tridion quede intacta ante cualquier impacto», dice la gacetilla de prensa.
Adicionalmente, gracias a la construcción de la carrocería tipo «sandwich», la posición de manejo es elevada y en una posible colisión lateral el ocupante se encuentra por encima de la zona directa de impacto.
Además cuenta con el sistema de control ESP (programa electrónico de estabilidad) que reduce el par motor y frena selectivamente las diferentes ruedas para estabilizar el vehículo. Posee ABS con distribuidor electrónico de la fuerza de frenado que se encarga de que en situaciones críticas se pueda frenar a fondo sin perder la maniobrabilidad. Además posee airbags frontales y laterales para cabeza y tórax.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 19/06/2012

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!