El presidente de Renault Argentina prevé más devaluación en 2016

El presidente de Renault Argentina, Thierry Koskas, estimó que «en el primer trimestre» del año próximo en el país va a haber «cierto nivel de devaluación».
Desde París, donde presentó la pickup Alaskan que comenzará a fabricarse en Córdoba, el CEO de la automotriz dio a entender que el país seguirá teniendo escasez de dólares más allá del 10 de diciembre, cuando Cristina Kirchner deje el poder y un nuevo mandatario asuma el Poder Ejecutivo.
«Hoy para vender autos en la Argentina, hay que producir autos en la Argentina», reconoció ante un grupo de periodistas y apuntó: «No es algo que vaya a cambiar a mediano plazo. No hay ninguna marca, entre las que no fabrican vehículos en el país, que hoy pueda venir a vender a vender 50.000 0Km».
Luego recalcó que que «no es una mala idea» esta medida restrictiva.
Koskas minimizó también el impacto en la industria automotriz que genera la decisión del Gobierno de reducir la cantidad de dólares que libera para industria. «Nos adaptamos, lo podemos monitorear con la importación y lo podemos manejar porque no estamos al límite de la deuda con nuestra casa matriz».
Y se manifesó «optimista a mediano plazo» y proyectó que se puede volver a vender «800.000 autos en tres años».
Cuidar la balanza comercial entre exportaciones e importaciones llevó a la empresa a trasladar a su planta de Santa Isabel la producción de los modelos Logan y Sandero, que hasta ahora se importan desde la planta de Curitiba, Brasil, y cuya producción local comenzará a mediados de 2016 y se sumarán a los modelos Fluence, Kangoo y Clio, aunque este último se discontinuará en los próximos meses.
A esa lista se sumará la Alaskan, que empezará a fabricarse entre fines de 2017 y principios de 2018. El modelo tendrá una integración de componentes locales del 50% y que se exportará entre 75 y 80% de la producción de las tres marcas. Renault prevé que la incorporación de este modelo permitirá trabajar en la planta cordobesa los tres turnos a partir de 2018 e incorporar unos 1000 empleados nuevos.
«El mercado está en 600.000 autos vendidos, a 50.000 por mes. Se puede volver a 800.000 autos en tres años, que era el mercado de 2012», auguró.
En este sentido, Koskas explicó que en el rubro automotor local impactan «dos factores muy importantes: el primero, el contexto económico de la Argentina y la disponibilidad de divisas».
Y en este segundo aspecto, remarcó: «Dependemos mucho de lo que pasa en Brasil».
¿La situación cambiaria puede complicar el abastecimiento de insumos para la instalación de la planta y, luego, de autopartes para la producción?, se le preguntó al CEO de Renault. «No creo, en parte nuestras inversiones son en pesos y serán aportados por la tesorería de la empresa, y las inversiones que dependen de importaciones comenzarán en 2016, cuando habrá que discutir con otro gobierno en un escenario distinto al actual», resumió el ejecutivo.
FUENTE: IPROFESIONAL.COM 07/09/2015

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!