Rematarán una Ferrari que manejó Fangio y piden u$s 28 millones

hay cuatro en todo el mundo y, el que saldrá a la subasta tiene la particularidad de haber sido piloteada por el múltiple campeón en la MIlle Miglia de 1956, prueba en la que resultó victorioso y en los 1.000 km de Buenos Aires.
Para los amantes de los autos, que salga a la venta una de las cuatro Ferrari i 290 Mille Milla que hay en todo el mundo, ya de por sí es un lujo único. Pero, si a esa rareza se le suma que la que buscará un nuevo comprador es la única que fue construida especialmente para que fuera conducida por el múltiple campeón de la Fórmula Una Juan Manuel Fangio, genera una nueva acepción de lo que significa la palabra exclusividad.

El próximo 10 de diciembre la histórica casa RM Sotheby‘s sacará a subasta el automóvil que fue pilotado por Fangio en la MIlle Miglia –de ahí la sigla MM en el modelo de Ferrari– de 1956, prueba que se corría por todo el país europeo y en la que quedó cuarto y que, además, empleó en la carrera de los 1000 kilómetros de Buenos Aires.

Pero aparte de haber corrido esas carreras, la casa de subastas certifica que el bólido de motor V-12 de 3,5 litro tiene el chasis, el motor, la caja de cambios y la carrocería originales y, más espectacular aún, el auto nunca chocó pese a haber estado en competencia casi diez años, hasta 1964.

Según las estimaciones de los especialistas por la cantidad de particularidades que presenta el modelo se prevé que pueda alcanzar un valor en la puja de u$s 28 millones, lo que lo dejaría a u$s 10,1 millones de distancias del Ferrari 250 GTO Berlinetta que se vendió por u$s 38.1 millones en Bonhams en 2014 y que tiene el récord para un automóvil.

Según RM Sotheby’s el modelo rojo con delantera azul que tiene el número de chasis 0627 compitió en muchos otros clásicos fue adquirido en 1957 por el entusiasta Temple Buell, que lo mantuvo compitiendo en carreras por todo el mundo con Jo Bonnier y Gregory al volante.

Más adelante, el bólido que tiene el número 600 en sus puertas y capot fue adquirido por el coleccionista Pierre Bardinon y permaneció en su colección Ms du Clos durante casi 34 años, antes de ser comprado por el propietario actual, identificado solamente como un coleccionista europeo privado.

Pero la venta de la Ferrari no es la única noticia para los fanáticos del quíntuple campeón de F1. Según publicó el diario La Vanguardia de Balcarce, sigue adelante el juicio por filiación y avanza el procedimiento comparativo de las muestras de ADN de Juan Manuel Fangio y de quienes dicen ser sus hijos Rubén Vázquez y Oscar Espinosa. Pero, además, se supo que una de las partes pidió comenzar la sucesión de los bienes de Fangio y que se trabe embargo sobre el patrimonio del quíntuple campeón mundial de automovilismo hasta tanto se resuelvan las demandas de filiación que se tramitan en los tribunales de Mar del Plata y La Plata respectivamente.
FUENTE: CRONISTA.COM 21/10/2015

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!