Citroën C3 Renovación total

Para Citroên, el C3 es el corazón del negocio ya que se trata del modelo más vendido de la marca francesa en la Argentina. Es por eso que su renovación adquiere mayor importancia. Después del éxito de la versión anterior se suma ahora al competitivo segmento de los compactos un vehículo totalmente renovado que está montado sobre la plataforma del C3 Picasso/Aircross y se produce en Brasil. Se presentó en el mercado argentino en seis versiones con motorización 1.5 y 1.6. En este caso, la unidad manejada fue la más completa: la 1.6 Exclusive con pack My Way.

Lo primero que llama la atención en materia de diseño es que si bien es inconfundible la imagen del C3, este luce con formas menos redondeadas que el anterior, con una personalidad más robusta y mejor plantado, aproximándose en algún aspecto a su hermano mayor, el C4. Esto se debe principalmente porque es más largo, más ancho y más bajo que su antecesor. Se lo ve a simple vista como un auto más moderno y apuntando a atraer a un público masculino que veía al viejo C3 como un modelo para mujeres. Otro punto distintivo de la unidad probada es el techo panorámico Zenith que se extiende sobre las cabezas de los pasajeros de las plazas delanteras hasta el parante central.

El interior presenta un tablero con detalles que recuerdan al C3 Picasso y al DS3 en donde se destaca el navegador satelital que sobresale de la plancha principal. Pero aquí también predomina el efecto que produce su amplio techo vidriado que otorga una gran luminosidad. La butaca del conductor es cómoda y la posición de manejo ideal es de fácil ubicación gracias a la regulación del asiento y el ajuste en altura y profundidad del volante. En general, la percepción de calidad de las materias utilizadas en el interior es buena. Como puntos débiles se pueden señalar cierta limitación en el espacio destinado a las plazas traseras y el lugar destinado para colocar objetos debajo del equipo de audio que por su diseño y textura del material no evita que celulares o llaves salgan despedidos al tomar una curva pronunciada.

El motor entrega una potencia de 115 cv (cinco más que el anterior) que permite un comportamiento eficiente para un vehículo que está pensado para un uso normal y no de carácter deportivo. Es muy buena la insonorización y las nuevas dimensiones beneficiaron la sensación de estabilidad en curvas y la mayor firmeza al sufrir el embate de vientos cruzados. El consumo es bajo, pese a que el propulsor trabaja en una franja alta de revoluciones. Ofrece un confort de marcha destacable

Tiene un sistema de suspensión mullido que se comporta adecuadamente tanto en la ciudad, donde abundan baches y cunetas, como en la ruta. El despeje del suelo colabora con este comportamiento.

La dirección, con asistencia eléctrica, es muy ágil para desenvolverse con facilidad en el tránsito porteño ayudado por una caja manual de cinco marchas, con los primeros cambios cortos, lo que permite una buena salida. Incluye un completo equipamiento de confort y seguridad.

FUENTE: AMBITO.COM 29/01/2013

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!