Alfa Romeo Giulietta 1.4 máxima emoción

El segmento premium sigue creciendo y se percibe en la calidad y variedad de la oferta

Alfa Romeo, con su Giulietta, tiene un lugar destacado. Un vehículo que atrae por su diseño y que logra generar, gracias a sus prestaciones, un incuestionable placer de conducir. Hay autos que hacen que la gente se detenga a mirarlos. El Alfa Romeo Giulietta es, sin duda, uno de ellos. Ésta es la primera impresión que se tiene cuando se maneja este modelo que conjuga a la perfección el diseño de los míticos vehículos de mediados del siglo pasado con los conceptos estéticos de la actualidad.

Su imponente trompa, con una V cromada en el centro, enmarcada entre ópticas de grandes dimensiones, le otorga una personalidad inconfundible que genera un atractivo especial. Su silueta compacta de cinco puertas está definida por su carácter deportivo. El interior es acorde con su imagen externa. Elegante, moderno y dominado por la calidad de los materiales. Un ambiente espacioso y más luminoso de lo que se podría pensar por el diseño de los espacios vidriados. Incluso, la luneta trasera permite una buena visibilidad pese a un portón del baúl de corte elevado.
La posición de manejo ideal es muy fácil de alcanzar gracias a la regulación en profundidad y altura del volante y la butaca del conductor. Una butaca cómoda, de buena sujeción, que le otorga seguridad a quien maneje. En general, el habitáculo es cómodo para cuatro pasajeros. El volante, de buen grip, también ayuda a un manejo confiable.
Pero lo más importante se encuentra cuando el motor se pone en marcha y se siente todo lo que la Giulietta puede dar. La versión probada es la 1.4 de 170 CV con caja de cambio de seis velocidades.
Pese a ser un vehículo ideal para lanzarse a la ruta, su desempeño en ciudad es sumamente confortable. Se muestra ágil y de buena respuesta cuando se lo exige a la salida de un semáforo o en un sobrepaso. Cuenta con el sistema Start & Stop que apaga el motor en cada detención lo que permite un significativo ahorro de combustible. La suspensión, pese a su carácter deportivo, es confortable y no se sufren las irregularidades del asfalto urbano. Además, está equipado con el sistema DNA que permite elegir entre tres opciones de regulación de manejo. La normal es adecuada para la ciudad. En cambio, la opción Dynamic ajusta automáticamente la firmeza de las suspensiones y endurece la dirección adaptándola para un manejo más adecuado en ruta o autopista. La caja de cambio es de movimientos cortos que ayudan a llegar sin problemas a la velocidad deseada. Manejando a los 130 km/h permitidos en la Argentina, el confort de marcha es relajado, seguro y silencioso. Obviamente, en cuestiones de equipamientos y seguridad, la Giulietta responde a su concepto de vehículo premium.

 

FUENTE: AMBITO.COM  08/11/2011

 

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!