A5 Coupé Pasaporte al placer

Con varias versiones de motor y tracción, un diseño logrado y gran calidad, la nueva generación del deportivo alemán ya está en el país. Cuesta desde 62.565 dólares.

Con cambios que marcan más una evolución que una transformación, la nueva coupé Audi A5 llegó a nuestro mercado. Las combinaciones de motores, cajas y tracción ponen varias versiones al alcance del usuario: hay motores nafteros 2.0 de 211 CV que se pueden acoplar con una caja manual de seis marchas, una Mulitronic de 8 o una S tronic de 7, esta última con tracción integral Quattro.

El A5 también se ofrece con motor naftero 3.0 de 272 CV, potencia que en caso del S5 llega a 311 CV, y un motor 4.2 de espectaculares 450 CV para el RS5, todas estas con tracción en las cuatro ruedas.

Fue presentado en 2007 y la marca alemana decidió hacer una puesta al día (estética y tecnológica) que un replanteo del modelo.

Su diseñador, Walter Da Silva, dijo a fines de 2009: «El Audi A5 Coupé es el coche más bello que he diseñado y está en camino de convertirse en un icono del diseño».

Por eso lo han tocado poco. Los cambios en la carrocería fueron sutiles, marcando aún más su deportividad y se aprecian notablemente los nuevos faros de xenón con un LED diurno que le da un aire muy especial. En el interior los cambios son mínimos, con nuevo volante y sí, por supuesto, más tecnología.

 

 
Las ópticas traseras son nuevas y remarcan las líneas deportivas, junto con las llantas de diseño muy atractivo. 

 

Los modelos con tracción delantera equipan de serie el sistema de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico e incluye de serie llantas de 17 pulgadas con neumáticos 225/50, mientras que los motores V6 se ofrecen con llantas de 18 pulgadas de serie.

Nos pusimos al volante del A5 2.0 TFSI Multitronic. El interior es confortable y deportivo, de excelente calidad.

Es fácil alcanzar una muy buena posición de manejo gracias a las múltiples opciones de ajuste de la butaca y de la columna de dirección, pero el espacio para los pasajeros traseros es muy limitado, y el acceso y la salida de esas plazas no son nada cómodos. Pero quien compra una coupé conoce esas limitaciones.

El auto que manejamos tenía el pack Luxury, compuesto por suspensión deportiva, llantas de 19 pulgadas y hold assit que mantiene al auto detenido cuando se frena en pendientes, además del sistema de navegación (que cuesta 5900 dólares y aunque en la ciudad funciona bastante bien, los problemas se presentan viajando por el interior del país, ya que hay ciudades y recorridos que no encuentra).

El motor está muy bien acompañado por la caja automática de 8 marchas con opción secuencial, que incluye levas al volante. Esa cantidad de marchas le otorga cifras muy bajas de consumo en ruta, de apenas más de 5 litros cada 100 km a 90 km/h y menos de 8 litros cada 100 en ciudad, datos que impresionan teniendo en cuenta los 211 CV que hay debajo del capot.

El andar es deportivo y obviamente el empedrado no es lo suyo; pero una vez en la ruta, el placer de conducir se ubica en primer plano. La dirección asistida facilita cada maniobra y el andar es sumamente silencioso y es muy buena la visibilidad.  Nuevo volante y excelente calidad de materiales y terminación.

 

Entre el equipamiento de serie se destacan los múltiples airbags climatizador automático de tres zonas, control de velocidad de crucero, faros antiniebla, ABS con repartidor electrónico de frenado y control de estabilidad.

Excelente calidad, una de las mejores mecánicas del mundo y un diseño exquisito hacen del A5 coupé un auto único. A acorde a la cantidad de versiones es la variedad de precios: desde 62.565 dólares de la 2.0 manual hasta 157.000 dólares la RS5 con motor de 450 CV. Un bello auto para pocos privilegiados. Aunque vale la pena.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM  30/06/2012

 

 

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!