Mercedes-Benz supera a BMW en EE.UU.: el liderazgo se juega en el segmento SUV

Con un incremento de 18% en EE.UU., la marca de la estrella logró superar a su máximo rival. La Clase M será clave para seguir creciendo hasta fin de año.

Después de más de diez años desde que cediera el lugar más alto en el podio de las marcas de lujo en Estados Unidos, Mercedes-Benz ha vuelto al podio superando a su máximo rival, BMW.

Sin embargo la batalla aún no está ganada y lo que cuenta es el resultado final del presente ejercicio, por lo cual el fabricante de Stuttgart se jugará la continuidad de su liderazgo con sus renovados SUV.

Con un incremento en su volumen de entregas en EE.UU. del 18%, Mercedes-Benz ha logrado superar a su máximo rival con 106.364 unidades vendidas hasta mayo, frente a las 104.779 de BMW.

En 2011, la firma de Munich logró imponerse a Lexus, líder en la última década, como la marca de autos de lujo más vendida en ese país, con unas cifras de 607.207 unidades; mientras, la filial del grupo Daimler se quedó en tercer lugar con 531.382 automóviles entregados, según un cable de Bloomberg.

Los expertos estadounidenses auguran que la confirmación del renacer de Mercedes-Benz a finales de año dependerá de la repercusión que tenga la actualización de la familia de todoterrenos, liderada por las nuevas versiones de la Clase M, ya en el mercado, y de las GLK y GL, que en EE.UU. se lanzarán este verano.

«Las actualizaciones y rediseños en las berlinas van a estar muy bien complementadas por el trabajo realizado en sus todoterrenos», anticipó Rebecca Lindland, analista de IHS Automotive.

El éxito de la nueva Clase M, cuyas ventas han crecido un 60% en los cinco primeros meses del año con 17.735 unidades, es lo que lleva a muchos a llegar a esa conclusión. «Hemos visto un increíble salto entre la Clase M anterior y la nueva, que es un producto muy vivo en este momento», afirma Steve Cannon, consejero delegado de Mercedes-Benz en EEUU. «Esperamos exactamente la misma recepción por parte del mercado para el GL».

BMW lidera la oposición
Ante el cambio de tendencia, BMW también tiene sus armas y desde el grupo siguen previendo que volverán a ser líderes este año, gracias sobre todo al nuevo Serie 3, que pretende ser el freno a Mercedes-Benz en EE.UU., y también a la actualización de otro SUV, su X1, que llegará a los concesionarios el próximo otoño.

Según los analistas, quien no podrá hacer nada por entrar en la lucha por el liderazgo premium en ese mercado es Lexus, que a pesar de su resurgir tras el desastre japonés sufrido por Toyota en 2011, sólo ha podido vender un 14% más hasta las 88.110 unidades.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM  29/06/2012

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!