Salón del automóvil de Detroit

La hora de los concept cars más racionales.

En el autoshow de Detroit se presentó un puñado de prototipos. A diferencia de otros años, son menos futuristas y exuberantes. También se vieron híbridos y eléctricos. Muchos de ellos comenzarán a venderse en el transcurso del año.
Los salones del automóvil suelen ser la oportunidad para que el público conozca, a modo de avance, los rumbos que toma la industria. Desde hace un tiempo, los ecológicos ya no son excepciones y ganan presencia en los stands. También aparecen los concept cars, modelos que aún no llegaron a la fabricación comercial y, en muchos casos, también integran tecnologías híbridas o eléctricas.
Detroit no fue la excepción. Prototipos y «verdes» no faltaron a la cita. Entre los primeros, el público, esta vez, no se sorprendió con extravagancias que jamás tendrán correlato en las líneas de producción. Las marcas se inclinaron por modelos más realistas, con diseños pensados para su fabricación comercial y tecnologías que podrían integrarse definitivamente en el corto y mediano plazo.
Una de las marcas que más vehículos develaron en esta sintonía fue Mercedes-Benz. La firma alemana exhibió dos híbridos de incipiente comercialización: E300 y E400, basados en el Clase E. El primero estará dirigido al mercado europeo y equipa motor turbodiésel de 211 CV asociado a un eléctrico de 20 kW que le permitirá utilizar apenas 4,2 litros de combustible cada 100 kilómetros. El segundo llegará a Estados Unidos y Asia, y su propulsor es V6 naftero de 306 CV. El consumo sube a 8,7 l/100km.
A su vez, Smart -propiedad de Daimler al igual que Mercedes-Benz- sacó de las sombras a la For us, la versión prototipo de la primera city pick-up, de apenas tres metros y medio de largo.
Volkswagen también llevó atracciones que sobresalieron en la exposición. En el plano de concept, la versión eléctrica del Beetle, denominada E-Bugster, atrajo miradas por su llamativo diseño de coupé biplaza descapotable e imponentes llantas deportivas. Con autonomía de 100 kilómetros, entrega 114 CV de potencia. Además, la marca alemana mostró la versión híbrida del Jetta (Vento en la Argentina), que comenzaría a venderse sobre el cierre del año. Tiene motor turbo de 1.4 litro de 150 CV combinado con un eléctrico de 20 kW.
Otros alemanes que se anotaron en el rubro fueron BMW, con la versión híbrida del Serie 3, y Audi, mediante el concept Q3 Vail, con estética deportiva.
Entre los japoneses, Honda expuso a uno de los vehículos que concentraron mayor atención: el Honda Accord Coupe Concept, que anticipa la próxima generación de este éxito de ventas, líder en su segmento en Estados Unidos. Se lanzará a fin de año en dos versiones: 2.4 CV de 181 CV, asociado a una caja CVT, o 3.5i V6, con caja manual o automática. Pero también hizo debutar a uno de los más bellos de la muestra, aunque bajo la submarca Acura: el Concept NSX, un deportivo de lujo que reemplaza el motor V10 anterior por un sistema híbrido compuesto por un V6 con inyección directa, caja de doble embrague y dos motores eléctricos.
Nissan, además del prototipo de Pathfinder que podría llegar a la Argentina, llevó a Detroit el e-NV200 Concept, con raíces en la tecnología eléctrica del Leaf. Se trata de un multipropósito que integra propulsor de 107 CV y ya fue probado en Londres por una empresa privada. Tiene una semejanza estética con el Qubo de Fiat, lanzado en el país a fines de 2011.
Toyota, en tanto, sigue apostando a la tecnología híbrida y extiende el modelo Prius a otros formatos, instalándolo casi como una submarca ecológica debido a su éxito mundial. Esta vez presentó al Prius C, un hatchback pequeño de aspecto moderno que será la entrada de gama entre los híbridos. También mostró el concept híbrido enchufable NS4, que es más eficiente (puede andar un tramo en modo 100% eléctrico) y tiene prestaciones deportivas gracias a su peso aligerado.
De las norteamericanas, locales en la muestra, se destacan los concept de Chevrolet que ya se detallaron en estas páginas: el Tru 140S y el Code 130R, expresiones de los gustos juveniles, con diseños compactos y tecnologías interactivas.
Ford exhibió a las ya descriptas versiones híbridas convencionales y plug in del Fusion; y Chrysler, al concept 700C, un monovolumen futurista con tres filas de asientos, puertas corredizas de grandes dimensiones y silueta original.

FUENTE: AMBITO.COM 24/01/2012

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!