Preocupa a la automotriz Renault la falta de competitividad en Argentina

A la automotriz francesa Renault le preocupa la falta de competitividad en la Argentina, según lo aseguró Denis Barbier, quien está a cargo de los negocios de la empresa en la región América. El ejecutivo está de visita en el país, en el marco de la inauguración del sexto Salón del Automóvil, que comienza mañana en la Rural.
Para Renault, la Argentina representa el segundo mercado más imoprtante de la región, después del brasileño, con 120.000 unidades vendidas durante 2012 y proyecciones de crecimiento para este año.
“La competitividad de la Argentina ha disminuido”, dijo ayer Denis Barbier, quien está a cargo de todos los negocios de Renault en América. “Por ejemplo, la parte salarial tuvo un crecimiento del 40% de un año a esta parte. Es muy difícil absorber esos costos, ya que ese 40% no es trasladado al precio final de nuestros productos”, dijo Barbier en un diálogo con periodistas, reseñado por Clarín.
El ejecutivo no anunció inversiones para la fábrica cordobesa de Santa Isabel, que está en la última etapa de un plan por casi 1.200 millones de pesos que fueron desembolsados en su mayoría entre 2011 y 2012. La modernización integral de la planta y el lanzamiento del modelo Clío Mío, a fines del año pasado, fueron lo más importante de esa inversión.
Según datos precisados por el rotativo, este año, las inversiones para la región se concentraron sobre todo en Brasil: un desembolso de más de 800 millones de dólares en dos de sus tres fábricas del complejo fabril Ayrton Senna, en Curitiba, que fueron agrandadas para poder producir 100.000 vehículos más cada una.
“El tema de los costos es muy interesante”, planteó Barbier. “Nuestro costo de producción (en la Argentina) es alto porque lo es el costo de la mano de obra: la parte de salarios es extremadamente importante en esta industria.
Así mismo, dijo: «Contamos con un sistema de proveedores que no cumple con la necesidad de piezas que tenemos y está por lo tanto la necesidad de importarlas, con sus correspondientes tasas arancelarias. Eso también degrada la producción local», dijo.
Sobre los precios de las autoparte importadas afirmó: «es posible encontrar repuestos más económicos, aún pagando las tasas correspondientes, en mercados como China, Rumania, Corea o Turquía. Por supuesto, nuestra voluntad es localizar la mayor cantidad posible de piezas, para no depender de vaivenes externo».

FUENTE: INFOBAE.COM 19/06/2013

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!