Por ley, permiten que haya grúas y parquímetros en los barrios

El Gobierno podrá cobrar en todos los sectores donde falten espacios. Para vecinos será más barato.

La Legislatura aprobó anoche el controvertido proyecto que habilita al Gobierno de la Ciudad para llevar el estacionamiento medido y las grúas a toda la Ciudad. El texto fue aprobado después de una negociación hasta último minuto impulsada por el macrismo y el presidente de la comisión de Tránsito, Claudio Palmeyro, vinculado al sindicato de taxistas, que conduce Omar Viviani. Con sólo 34 de los 60 diputados presentes, la iniciativa fue aprobada con 31 votos a favor, una abstención y la negativa de los dos diputados de la Unión Cívica Radical (Claudio Presman y Rubén Campos). La votación en particular de los artículos terminó con el quórum justo de 31 diputados.

La votación, que se dio en medio de una gran confusión, tuvo acuerdo del PRO, parte del kirchnerismo y parte de la Coalición Cívica. La ley le permite al Ejecutivo comenzar a evaluar qué zonas se afectarán pero no marca plazos de implementación.

El texto sancionado anoche permite la colocación de parquímetros en “arterias principales de áreas céntricas”, con lo cual se orienta a las zonas comerciales de los barrios. Uno de los puntos más significativos es que se establece que el estacionamiento gratuito, que hoy rige en la mayor parte de la Ciudad, sólo se aplicará “a zonas de baja demanda o donde el espacio en vía pública es suficiente para satisfacer la demanda de estacionamiento”.

La elección de las zonas quedará en manos del Gobierno porteño, que deberá someterlo a aprobación legislativa. La intención del Ejecutivo, de acuerdo a lo que se hizo público, es llevar el estacionamiento medido rápidamente a áreas comerciales en los barrios, como por ejemplo la zona de Acoyte y Rivadavia (en Caballito) o Cabildo y Juramento (en Belgrano).

Hoy, el estacionamiento medido está restringido a la zona céntrica de la Ciudad y cuando hubo intentos del Gobierno por llevarlo a otras áreas (como por ejemplo, Barrio Norte) las protestas vecinales generaron la marcha atrás.

Otro punto muy polémico es que se abre la posibilidad de que cobren el estacionamiento no sólo los días hábiles sino también durante el fin de semana, “en aquellos sectores urbanos con gran concentración de actividades de ocio y recreación, u otro tipo de actividades, que hagan conveniente la extensión de los horarios”.

Esta medida también deberá ser sometida a aprobación legislativa. En el texto original, que fracasó hace dos semanas, se le daba la posibilidad al Gobierno de la Ciudad, durante un año y medio, de hacerlo sin necesidad de que pasara por la revisión de los diputados.

También se habilita la chance de que se fije estacionamiento medido en forma ocasional, para eventos especiales, como por ejemplo espectáculos deportivos o musicales, en los que hoy habitualmente actúan los cuidacoches.

Las negociaciones durante la propia sesión, mientras la ley se votaba, llevó a la inusual situación de que se modificaran artículos casi en el mismo momento en que se votaban y que se produjera una situación de confusión. Aunque el diputado Campos pidió más tiempo para que se estudie el tema, prevaleció el apuro del PRO y de Palmeyro porque la ley fuera aprobada.

Las grúas, además, podrán circular y levantar autos por toda la Ciudad y no solamente en las zonas donde se cobre por el estacionamiento, como sucede hoy.

En los barrios, la ley aprobada ayer (que es una modificación al Código de Tránsito), prevé la posibilidad de que se reserven espacios de estacionamiento para los residentes, quienes recibirán una oblea que los acredite como tales, siempre y cuando no tengan deudas del impuesto de patentes.

Y en cuanto a las tarifas, se introduce la novedad de que en algunas zonas se podrá aplicar una tarifa progresiva, de modo de favorecer la rotación de vehículos. Esta tarifa tendrá un valor determinado en la primera hora y se irá encareciendo en las subsiguientes, para desalentar a los que estacionan por períodos prolongados. En los lugares con tarifa progresiva, los residentes tendrán un descuento del 50% y en zonas con tarifa fija, estarán exentos.

La ley también prevé que se llame nuevamente a licitación para concesionar la operación del sistema, que hoy está en manos de dos empresas que tienen sus contratos vencidos desde hace diez años.

 

FUENTE: CLARIN.COM  11/11/2011

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!