Peugeot 5008 Viaje de placer

A su buen espacio interior se le suma un equipamiento que incluye hasta dos pantallas de video. Se ofrece con un eficiente motor naftero de 156 caballos.

Peugeot había decidido hace algunos años no incursionar entre los monovolúmenes del segmento medio. Esa tarea le quedó en exclusividad a Citroën, marca con la que conforman el grupo PSA. Pero el crecimiento de la oferta de tipos de carrocería en el mercado automotor, más la necesidad de aprovechar al máximo la sinergia de ambos fabricantes (especialmente frente a la crisis que todavía golpea a Europa), llevó a la marca del León a incorporar modelos con esas características a su gama. El último ejemplar en llegar a la Argentina es el 5008, un vehículo claramente familiar y con capacidad para transportar hasta siete pasajeros.
El Peugeot 5008 está construido sobre la misma plataforma en la que se produce el Citroën Grand C4 Picasso. Pero hay que reconocer que difieren bastante en sus estilos a pesar de que una arquitectura como esta deja poco espacio para dejar volar la imaginación. Por otra parte, este monovolumen llega en un momento perfecto para Peugeot Argentina, ya que se encuentra en plena renovación total de la gama que se ofrece en nuestro país. Además, suma un elemento más a su gama familiar, que hasta ahora estaba compuesta por el 3008, la versión SW del 207 Compact y la Partner Patagónica.
Con poco más de cuatro metros y medio de largo, el 5008 exhibe una figura que inspira solidez. Su trompa tiene claros indicios de que se trata de un Peugeot, más allá del León como emblema. El sector trasero, en cambio, nos resultó algo impersonal. El conjunto en general está muy bien logrado y los detalles cromados (en trompa y laterales) le dan un aire de mayor calidad.
Por dentro, el espacio para los pasajeros está muy bien resuelto. Todos los puestos de la segunda y tercera fila son butacas individuales. Las de la segunda, además, permiten una regulación longitudinal. Las dos de la tercera se pueden esconder en el piso del vehículo para ganar espacio en el baúl. De ser necesario más lugar, las tres butacas de la segunda fila se pueden tumbar y dejar un piso plano para más carga. En la tercera fila pueden viajar personas de hasta 1,70 metro de forma cómoda, y no es complicado acceder a ellas gracias al buen espacio que se hace al voltear cualquiera de las butacas laterales de la segunda fila. El puesto de conducción y el lugar del acompañante son cómodos, pero la voluminosa consola central da la sensación de tener menor espacio. Además, no cuenta con la cantidad de espacios portaobjetos que se espera de un vehículo así en la zona del conductor. Y los que tiene son incómodos o poco prácticos.
Este modelo se ofrece con una sola motorización naftera. Se trata del conocido 1.6 litro, turboalimentado, de 156 caballos. Va unido a una caja manual de seis marchas, deja sin valor cualquier especulación sobre si su “pequeña cilindrada” es la ideal para mover un modelo de estas características. El 5008 se mostró ágil y elástico y con un muy buen confort de marcha.
Se ofrece con dos niveles de equipamiento, con precios de 164 y 185 mil pesos. En ambos casos el nivel de equipamiento es superlativo y es determinante en la relación precio-producto frente a la competencia.

FUENTE: CLARIN.COM 23/02/2012

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!