¿Nueva prueba para los autos eléctricos?: empiezan a retirar los subsidios en su precio

¿Nueva prueba para los autos eléctricos?: empiezan a retirar los subsidios en su precio

Comprar un auto a baterías es costoso y difícil de alcanzar para la mayoría de los usuarios. Si los precios bajan con el mayor volumen, quitar las ayudas económicas los pondrá en un escalón más lejano aún

La movilidad eléctrica ha crecido muy rápidamente, y aunque todavía no llegue al 20% del mecado de autos nuevos, en Alemania han decidido reducir las ayudas económicas para adquirirlos. REUTERS/Chris Helgren/File Photo
La movilidad eléctrica ha crecido muy rápidamente, y aunque todavía no llegue al 20% del mecado de autos nuevos, en Alemania han decidido reducir las ayudas económicas para adquirirlos. REUTERS/Chris Helgren/File Photo

Los subsidios para vehículos puramente eléctricos con un precio inferior a 40.000 euros caerán de 6.000 a 4.500 euros a principios del próximo año, y de esos 4.5000 a 3.000 durante 2023. Este anuncio lo ha hecho Robert Habeck, Ministro de Economía de Alemania la semana pasada, explicando que la decisión se toma debido a que “los vehículos eléctricos se están volviendo cada vez más populares y ya no necesitarán subsidios gubernamentales en el futuro previsible”.

Los autos eléctricos son aproximadamente un 25% más caros que sus similares de combustión interna, ya sean de gasolina o diésel, y aunque los precios deberían ir bajando a medida que crezca la demanda, y el costo de mantenimiento y uso sea menor, el problema que enfrenta la industria es saber qué es primero: ¿El huevo o la gallina?

Los estados europeos están comprometidos en bloque a atacar el calentamiento global y la emisión de gases de efecto invernadero (GES) a la atmósfera y llegar a 2050 como un continente neutro de CO2. En ese camino, la descarbonización de la industria automotriz es una de las más importantes acciones, así como la reducción de consumo de gas en hogares, instituciones y empresas, comercios e industrias.

La baja cantidad de puntos de carga es todavía un problema que se debe resolver. La inversión requiere recursos y retirar las subvenciones a los autos EV es uno de ellos. REUTERS/Neil Hall/File Photo
La baja cantidad de puntos de carga es todavía un problema que se debe resolver. La inversión requiere recursos y retirar las subvenciones a los autos EV es uno de ellos. REUTERS/Neil Hall/File Photo

El mayor consumo de electricidad es, entonces, una variable que ha crecido y seguirá haciéndolo cada vez con mayor intensidad, lo que exigirá instalar más fuentes de generación eléctrica sustentables para esa demanda, e impulsar al mismo tiempo, la conversión de todos los consumos energéticos a ese tipo de alimentación.

Los autos eléctricos son parte de ese cambio, pero como son más costosos, han requerido del auxilio de los gobiernos para que más personas puedan adquirirlos, además de asistir de ese modo también a la economía de las propias fábricas, que se vieron obligadas a hacer inversiones millonarias para empezar a producir esos vehículos.

A pesar de un crecimiento muy importante del mercado de autos eléctricos, los usuarios han empezado a notar que los puntos de recarga son todavía escasos para un parque automotor cada vez mayor. Y si bien la carga doméstica contribuye a atenuar esa problemática, desde todos los sectores hay coincidencia en la necesidad de una mayor y rápida inversión en infraestructura que soporte el nuevo escenario eléctrico.

Así es que los gobiernos deben hacer grandes inversiones en las ciudades y rutas, pero especialmente en generadoras de electricidad verde, con lo que la reducción de los subsidios a la compra de autos a batería está empezando a hacerse efectiva. De hecho, para los vehículos de precio superior a los 65.000 euros no hay subsidio alguno, algo que se ampliará el año próximo para los que cuesten desde 45.000 euros. Tampoco tendrán más ayudas del estado los autos de flotas comerciales, ni los híbridos enchufables.

Los Híbridos enchufables son los primeros en recibir el castigo, un poco por no ser tan eficientes como se creía y otro poco porque los usuarios hacen mal uso de sus posibilidades
Los Híbridos enchufables son los primeros en recibir el castigo, un poco por no ser tan eficientes como se creía y otro poco porque los usuarios hacen mal uso de sus posibilidades

Sobre estos últimos, varios informes han concluido que el mal uso por parte de los usuarios los ha convertido en automóviles más contaminantes que sus similares de motor térmico. La explicación radica en que muchas personas no cargan completamente su batería durante las horas de descanso, con lo que su uso termina siendo casi exclusivamente a través del motor de combustión interna, con el agravante de arrastrar más peso, ya que al ser híbridos enchufables, esos modelos tienen una batería y uno o dos motores eléctricos que suman kilos, por lo tanto, moverlos con gasolina implica gastar más combustible fósil.

Entonces, reducir las ayudas económicas para apoyar la compra de autos eléctricos es una decisión difícil de tomar. Suiza fue el primer país en atacar el problema ya el año pasado, y ahora Alemania ha iniciado un proceso similar. La estadística en la que se apoyan es que la venta de autos eléctricos se ha duplicado en 2021 respecto al año anterior, alcanzando un total de 328.000 unidades. Actualmente ya circulan más de 600.000 EV en todo el país, y si en esa lista se incluyen los híbridos, la cifra supera el millón de autos.

Pero eso ocurrió con un sistema de incentivos que destinó 3.400 millones de euros para los próximos dos años, y ese monto desaparecerá completamente una vez que termine 2024. Actualmente, la proporción de matriculaciones de automóviles nuevos 100% eléctricos en Alemania llega al 14%, una cifra baja como para decidir que la tendencia se mantendrá y continuará creciendo sin subvenciones.

FUENTE; INFOBAE.COM.AR 01/08/2022

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!