Mercedes Benz se pone al día con el lanzamiento de cuatro SUV

Después de dos años de estancamiento, generado a partir de las trabas a las importaciones, las marcas de alta gama se ponen al día.
Apenas se modificaron las reglas de juego, se eliminaron las restricciones para comprar unidades extra-Mercosur y se redujo el impuesto interno, se reprogramaron las presentaciones y una a una van actualizando sus modelos.
Mercedes Benz fue una de las primeras en reaccionar. La marca es una de las pocas premium donde la crisis no fue tan dura, ya que la venta de camiones y utilitarios, algunos de los cuales se fabrican en el país, le dio más oxígeno.
Su primera reacción tras el cambio de escenario fue anunciar la comercialización de la Vito para pasajeros. Producida en la Argentina, en la planta de Virrey del Pino, solo se vendían en el país las versiones furgón y mixta, dejando la opción más lujosa con 11 asientos para exportar, ya que en el mercado local estaba afectada.
Después llegó el turno de Smart, marca que comercializa la alemana, y que cuenta con los pequeños «city car», lo cuales también sumaron nuevas opciones con cuatro puertas.
Ahora dio el gran paso con el lanzamiento de cuatro nuevas SUV, una para cada uno de los segmentos: de los más grandes a los más chicos. Con un evento organizado en la zona de La Boca, donde se pudieron exhibir todos los productos, la marca vuelve con todo a buscar protagonismo entre la alta gama.
La gran novedad: nueva GLE Coupé
Para competir con el segmento de las más grandes, Mercedes Benz presentó dos productos.
Por un lado, renovó un viejo conocido, el ML, que ahora se llama GLE. Este SUV se vende en la Argentina desde 2013, lanzado en su tercera generación poco antes de la llegada del impuesto interno, el cual selló su suerte a que prácticamente no se concrete una venta.
Ahora actualiza en estética y también en denominación, siguiendo la línea de la Clase «GL», tal como denomina la marca a este segmento.
Sin embargo la gran novedad y lo que marca el desembarco en un nuevo sub-segmento es el nuevo GLE Coupé, el único que hasta ahora no se vendía en la Argentina del múltiple lanzamiento.
Basado en la plataforma de la GLE, pero con una carrocería con estética de coupé, compite directamente con la BMW X6.
El diseño de este modelo se diferencia de toda la oferta de Mercedes Benz en el segmento. Tiene una línea de cintura alta, con un pequeño voladizo trasero y una luneta posterior con caída a modo de prolongación del techo, que le confieren el aspecto de coupé. Sin embargo, a diferencia de ese tipo de vehículo, tiene cuatro puertas.
Dentro de la variada gama de modelos de la marca, este producto se instala como el más original y aspiracional, aunque muchos remarcan su parecido al principal rival, el SUV de BMW.
En cuanto a la motorización, al igual que el GLE, cuentan con un motor V6 naftero, 3.0L, biturbo, con intercooler e inyección directa, con 333 cv de potencia. La caja es automática de nueve velocidades y tracción integral 4Matic.
Un gran avance ha sido en suspensión, al incorporar el sistema neumático Airmatic,
En cuanto al equipamiento, la Clase GLE viene de serie con llantas de 20 pulgadas, techo panorámico, sistema de estacionamiento automático Advanced Parktronic y cámara de retroceso con función de visión 360 grados.
En diseño, el auto cuenta con una doble salida de escape cromada, llantas de aleación de 20 pulgadas y diferentes detalles en negro y cromado. En el habitáculo, los asientos están tapizados en piel napa, los pedales son de aluminio, la instrumentación es específica y cuenta con detalles de adorno de fibra de carbono y negro piano.
También tiene acceso y arranque sin llave KeylessGo, luces 100% de leds, sistema multimedia Comand y suspensión neumática Airmatic con ajuste de altura y diferentes niveles de dureza.
Los precios son, para la GLE 400 4Matic, de 150.000 dólares; mientras que la GLE Coupé 400 4Matic, tiene un valor de 165.000 dólares.
Clase GLC, la mediana
Para el segmento D, es decir, de los SUV medianos, Mercedes Benz presentó la GLC. Reemplaza al GLK, que recibió su última actualización en la Argentina en abril de 2013, y también se importa de Alemania.
Entre los cambios más importantes, este modelo cambió su motor. Ahora cuenta con un V6 atmosféricos cuatro cilindros turbo, con inyección directa. Es un 2.0 litros y tiene 241 cv de potencia. Según la marca, la ventaja es que consume menos combustible. Tiene caja automática de nueve velocidades y tracción integral 4Matic.
La GLC está disponible con una única versión, con llantas de 19 pulgadas, techo panorámico, sistema de estacionamiento automático Advanced Parktronic, cámara de retroceso con función de visión 360 grados, luces 100% leds y sistema multimedia Comand.
El precio de la GLC 300 4Matic es de 102.000 dólares.
Para el segmento compacto
Para competir entre las más chicas, y con el menor precio, Mercedes presentó el restyling de la GLA, importada desde Alemania.
Este modelo se vende en la Argentina desde 2014, una de las pocas presentaciones que se realizaron aún con el impuesto vigente, lo cual duplicaba el precio.
La GLA compite con las versiones compactas del mercado, que entre las marcas masivas es el más diverso en propuestas. Está disponible en dos versiones, una llamada Urban, más clásica, y otra AMG, es decir, más deportiva.
En cuanto a la motorización, la GLA 200 tiene un motor 1.6 naftero con turbo, con 156 cv de potencia. Se vende únicamente con tracción delantera. La 250 tiene un 2.0 naftero con turbo, con 211 cv de potencia, con tracción integral.
Las dos vienen de serie con caja automática de doble embrague y siete marchas.
El rediseño de este modelo adopta los mismos rasgos del nuevo Clase A, uno de los modelos más vendidos por la marca en el país, del segmento de los más chicos.
En cuanto al equipamiento, tiene sistema de estacionamiento automático Advanced Parktronic, luces bi-Xenón, llantas de aleación de 18 pulgadas y techo panorámico, entre otros detalles.
La versión AMG Line agrega paquete aerodinámico AMG, llantas con diseño exclusivo, cámara de retroceso, encendido por botón, sistema Comand y la mencionada doble tracción 4Matic
Un factor en contra que tiene este y otros modelos de la marca es que usan neumáticos RunFlat. Es decir, en caso de pinchadura, se desinflan hasta un cierto nivel y luego se puede circular durante 80km a baja velocidad para que sea reparado.
Esto quiere decir que no tienen rueda de auxilio. Es práctico por un lado pero en las largas distancias del país, hay rutas que por ciento de kilómetros no cuentan con un auxilio y eso se convierte en un problema.
En cuanto al precio de este modelo, el valor para la 200 Urban, es de 55.000 dólares; mientras que la GLA 250 AMG Line 4Matic, sale 75.000 dólares.
Este modelo, con impuesto, tenía un valor entre 106.000 y 127.000 dólares.
FUENTE; IPROFESIONAL.COM 10/05/2016

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!