Los aumentos en algunos 0Km ya duplican la inflación oficial

En su carrera contra la inflación, los precios de los autos cero kilómetro ya le ganan holgadamente en lo que va del año. Mientras la suba de precios entre enero y mayo acumula poco más del 12%, en el caso de los vehículos, en el mismo período, los incrementos más moderados ya treparon al 18%. No obstante, varios modelos acumulan aumentos del 27%.

“Nosotros tenemos un incremento acumulado del 24% entre enero y la lista de precios de junio, que elaboramos hace diez días. La semana que viene vamos a aumentar otro 3%”, dijo a Clarín, el titular de una de las automotrices más vendedoras del país. “Y si el dólar sigue subiendo, nosotros vamos a seguir ajustando. No te olvides que nuestro parámetro no es la inflación, sino el tipo de cambio”, añadió el ejecutivo.

La brusca devaluación del peso impactó en los incrementos. Hubo entre dos y hasta tres listas diferentes en mayo.

A pesar de ese incremento, los precios no están siguiendo la devaluación a la par: la cotización de la divisa estadounidense subió 36%, contra un incremento que, en promedio, no llega al 25%, al menos en autos nacionales y brasileños.

Un rápido paneo así lo evidencia:

Renault acumula aumentos dispares: la última lista de precios, difundida el viernes, arroja subas acumuladas de entre 18% y 27%.

-En General Motors, sin contar junio, habían acumulado 16,7%. Pero este mese el incremento sería no inferior al 6%.

Volkswagen había subido promedio 19,7% a fines de mayo. “Ese fue el aumento promedio de los precios sugeridos al público, en el caso de la Amarok el aumento fue menor”, señalaron sus voceros.

-En el caso de Toyota viene aumentando 17,5% acumulado.

-Mientras que los vehículos importados desde extrazona, que hoy constituyen una parte importante del mercado, están nominados en dólares y, por lo tanto, subieron a la par del tipo de cambio.

Desde comienzos de 2016, automotrices e importadores tienen restricción cero para traer todo tipo de modelos y unidades desde el exterior, lo cual se tradujo en una oferta inédita dentro de las concesionarias: hay casi 900 modelos y versiones disponibles, sin contar los vehículos pesados.

Esa fuerte competencia está funcionando como un freno frente a la inflación y la devaluación. Por el momento, la demanda sigue respondiendo, con casi 500.000 patentamientos a fines de mayo. Para este fenómeno, es clave el financiamiento.

“Las operaciones de los últimos 20 días de mayo todavía no llegaron a la estadística, recién se van a reflejar en los patentamientos de junio. Vamos a ver un impacto en las ventas, sin duda”, dijeron en una concesionaria, a Clarín.

En las automotrices tomaron nota de esa situación. Nadie espera que este año se superen los 900.000 patentamientos del año pasado.

FUENTE; IPROFESIONAL.COM 05/06/2018

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!