Latin NCAP actualizó su protocolo de evaluación

Desde este año Latín NCAP realiza sus pruebas bajo un renovado protocolo de seguridad. Con vigencia hasta finales de 2024 y conocido por los fabricantes desde 2017, la flamante normativa presenta diversas modificaciones, que pasamos a detallar a continuación.

Cambios en el criterio

Con el nuevo protocolo varios aspectos aumentaron su importancia, como por ejemplo:

Control electrónico de estabilidad (ESP).

Recordatorios de uso de cinturones delanteros y traseros.

Protección de peatones.

Protección contra impactos laterales.

Por ejemplo, Latín NCAP sostiene que en caso de que un vehículo no cuente con ESP de serie y presente poca protección para peatones, es probable que su calificación sea baja.

Además, ahora con calificados con puntaje los siguientes sistemas de manejo:

Frenado autónomo de emergencia (AEB)

Detección de punto ciego (BSD)

Asistente de mantenimiento de carril (LKA)

Disponibilidad de detección de borde de camino (RED)

Incorporación del Test del Alce

Para probar las tecnologías de asistencias a la conducción, más precisamente el control de estabilidad, Latín NCAP incorporó a sus ensayos el Test del Alce, que permite evaluar la respuesta del vehículo ante un manejo brusco provocado por la aparición imprevista de un obstáculo.

Unificación de las calificaciones

Uno de los principales cambios que establece el nuevo protocolo es la adopción de una única calificación, por lo que para el resultado final no se distinguirá la protección del vehículo entre ocupantes adultos y niños. Las evaluaciones se llevarán a cabo en base a cuatro aspectos:

Protección del ocupante adulto.

Protección de ocupante infantil.

Protección para peatones y usuarios vulnerables.

Tecnologías de asistencias a la conducción.

Sistema de calificación

Latín NCAP expresa que para obtener una buena calificación general cada vehículo deberá pasar con éxito todos los ítems. En caso de que en alguno obtenga como resultado un porcentaje bajo, su puntaje general será acorde a aquel, más allá de que en los demás cumpla con creces lo pedido.

Para que un vehículo pueda obtener la puntuación máxima (cinco estrellas), deberá obtener como mínimo los siguientes resultados:

Protección de ocupante adulto: 75%

Protección de ocupante infantil: 80%

Protección para peatones y usuarios vulnerables: 40%

Tecnologías de asistencias a la conducción: 75%

El área que cuente con la puntuación más baja será el que determinará la calificación en estrellas. Por otro lado, en 2023 Latín NCAP aumentará el porcentaje exigido para alcanzar las cinco estrellas, implementando los siguientes valores:

Protección de ocupante adulto: 80%

Protección de ocupante infantil: 80%

Protección para peatones y usuarios vulnerables: 50%

Tecnologías de asistencias a la conducción: 80%

Listado completo de evaluaciones

Protección ocupante adulto

Impacto frontal

Impacto lateral

Impacto lateral de poste

Frenado Autónomo de Emergencia (baja velocidad)

Whisplash (latigazo cervical)

Hoja de rescate

Protección ocupante infantil

Impacto frontal

Impacto lateral

Evaluación de vehículo

Instalación de Sistemas de Retención Infantil

Protección a peatones y usuarios vulnerables

Atropellamiento de peatones

Frenado Autónomo de Emergencia (para los usuarios vulnerables)

Tecnologías de asistencia a la conducción

Aviso de cinturón de seguridad delantero y trasero

Control electrónico de estabilidad + Test del Alce

Detección de punto ciego

Sistema de apoyo de carril (para leer las líneas de la ruta)

Detección de borde de camino

Limitador de velocidad

Frenado Autónomo de Emergencia (alta velocidad)

Para leer el protocolo completo, ingresá en el sitio web de latín NCAP.

FUENTE; AUTOCOSMOS.COM.AR 28/10/2020

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!