Kicillof se reúne hoy con las automotrices para llegar a un acuerdo de precios que reactive las ventas

Las ventas de autos siguen cayendo y las proyecciones para el cierre de año no son muy alentadoras.
Después del impuesto interno que afectó el precio de algunos modelos de alta gama, más la devaluación que golpeó a todas las marcas, el mercado terminó de resentirse y las ventas se paralizaron.
Desde los concesionarios admiten que se redujo notablemente el tráfico en los salones, y especialmente, se advierte cierta desconfianza en el cliente al no saber qué pasará con los precios.
En este contexto, el ministro de Economía, Axel Kicillof, citó a los representantes de las principales automotrices para buscar un acuerdo que reactive las ventas.

La queja desde el Ministerio es que los valores se dispararon mucho más que la inflación en el primer cuatrimestre del año y hay vehículos que no están afectados por el impuesto y subieron mucho.
Por otro lado, en el Gobierno se observa una gran preocupación, porque la caída del sector hizo que las terminales suspendieran más de 12.000 personas y miles de puestos laborales están en riesgo.
Si bien algunas marcas tomaron la decisión de bajar los precios en los últimos días, esos cambios bruscos tampoco son favorables ya que afectan la confianza de la gente, y quien esté por tomar la decisión de compra seguirá esperando a ver si llegan más cambios.
Dos de las que redujeron los valores son Peugeot y Volkswagen, en el caso de los productos de alta gama que tenían impuesto interno. Luego, empresas como Honda, modificó su lista con rebajas de hasta 27.000 pesos.
Encuentro
En la reunión planificada para la mañana del viernes es probable que uno de los pedidos del Gobierno sea que las empresas bajen los precios, según publica Infobae.
El rumor también es que se les pediría a las automotrices que ofrezcan algunos modelos para incorporarse a una especie de «Precios Cuidados» para los autos y este pedido podría extenderse también a los fabricantes de motos.
El encargado del monitoreo de los precios en este sector es el secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, quien en una reunión con los periodistas acreditados en el MECON deslizó la idea que «el Gobierno sospecha sobre las descomunales subas de precios que se han dado desde diciembre hasta ahora y que la caída en la producción y venta de autos 0 kilómetro de marzo y abril se deben a subas de los valores que están por encima de la devaluación y de la inflación del primer trimestre del año.
También señaló el desmedido aumento de las tasas de interés para los préstamos personales y prendarios.
«Cuál es la lógica empresaria que justifica dichos movimientos» planteó Costa a los periodistas y explicó que por ese motivo la empresas deberían bajar los precios de los autos a partir de mayo o junio.
Los funcionarios del equipo económico que monitorean el sector, entre los que se destacan la secretaria de Competitividad, Mariana González, han preparado un trabajo que indica que entre 2009 y 2013 las automotrices incrementaron sus costos sin justificación».
El informe especifica que mientras los precios de los autos subieron más del 110%, el tipo de cambio sólo aumentó un 70% en ese período. Desde las terminales, contestaron que los aumentos autorizados por el Ejecutivo, en particular por el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno, iban de una franja del 7% para los vehículos pequeños, del 14 % para los medianos y del 18% para los de alta gama mientras que la inflación promedio de las consultoras y no la del Indec superaba el 25% anual.
Además, la problemática se profundiza por la caída de las exportaciones de autos a Brasil que en la últimas reuniones ha solicitado que la Argentina deje de utilizar la DJAI (Declaraciones Juradas de Autorización de Importaciones) como barrera arancelaria que distorsiona el comercio entre ambos países.
El impuesto interno
En el último encuentro con directivo de ADEFA celebrado hace algunas semanas, donde estuvieron Enrique Alemany de Ford Motors Argentina; la presidenta de General Motors, Isela Constantini; y el titular de Fiat Auto, Cristiano Ratazzi; los directivos solicitaron que se reduzca el cuestionado impuesto a los autos de alta gama para aquellas líneas que pese a no pertenecer a ese segmento fueron alcanzadas por el mismo.
El trabajo entregado al Gobierno en esa reunión hace mención a una baja para el impuesto interno que para los autos de más de 170.000 pesos llega al 42% efectivo del valor del auto a salida de fábrica y no del 30 que como se estableció en la ley.
En el caso de los autos de más de $210.000, el impuesto efectivo llega al 100% en lugar del 50% establecido. Las terminales piden en particular que se rebaje ese gravamen para poder reducir los precios de algunos modelos que fueron alcanzados por el mismo y que, insistieron, no son autos de alta gama.
ADEFA sostiene que las empresas han sido cuidadosas y no han aplicado a los precios el aumento de la devaluación del peso frente al dólar. La evaluación que hacen en la asociación es que entre setiembre del 2013 y marzo de este año mientras la devaluación del peso fue del 40% los precios de los autos en promedio solo aumentaron un 20 %, excepto los de alta gama que en algunos casos aumentaron más del 100% como producto de la aplicación del impuesto. Los empresarios no dudan en llamara a ese gravamen «el impuesto de la muerte del sector».
En esa reunión, Kicillof les adelantó a los líderes de ADEFA y ACARA que no modificaría el impuesto a los autos de alta gama y pidió revisión de precio, pero desde las automotrices creen que el ministro podría reducir el impuesto.
Durante el cónclave también se les solicitó a los directivos que entreguen al secretario de Comercio las listas de precios de los vehículos anteriores y posteriores a la suba tributaria y la devaluación pero ese pedido no se cumplió de acuerdo a lo que dicen en el MECON.
En la reunión realizada en el Salón Belgrano del 5° piso del Palacio de Hacienda participaron los principales directivos de la industria automotriz., donde el sector estuvo representado por el presidente ejecutivo de ADEFA, Fernando Rodríguez Canedo; y el de la ACARA, Abel Bomrad, junto a importantes ejecutivos de las terminales radicadas en el país.
Participaron, asimismo, Augusto Costa, Mariana González, Debora Giorgi, el presidente de la Comisión de Presupuesto, el diputado por el FPV Roberto Feletti, y los legisladores oficialistas Carlos Gansky, en representación de la UOM, y Alberto Romero, por SMATA.
Los directivos de ADEFA le hicieron llegar al Gobierno sus números proyectados para el 2014 donde se destacan una producción total de unos 730.000 autos, ventas por un total de 750.000 y exportaciones que llegarían a las 400.000 unidades. En realidad se trata de una caída de entre un 15 y un 20 por ciento con respecto a los volúmenes del 2013, considerando además que los números del primer bimestre fueron exageradamente malos por la aplicación del impuesto y la devaluación del peso pero que a partir de marzo podría mejorar.
Pero Kicillof fue muy claro al expresar que «el impuesto a los autos de alta gama sólo afecta al 4% del total de las ventas de autos en la Argentina, por lo tanto no hay motivo para que los autos que no pertenecen al sector de lujo hayan aumentado entre un 40% y hasta un 60% desde la aplicación del impuesto a la fecha».
Uno de los datos que tiene el Gobierno para comparar los ajustes de las listas de los autos de baja gama son los fuertes aumentos que se han dado en los valores de los planes de ahorro previo, donde los precios de las cuotas subieron en algunos casos hasta un 60% desde los valores fijados en noviembre, antes de la aplicación del aumento a los impuestos internos.
En ese sentido, los funcionarios del equipo económico de la presidente Cristina Kirchner apuntan a que «la mayoría de las terminales cuentan con sus propias financieras que son quienes venden los planes de ahorro». Por eso, Economía junto al BCRA trabaja para que los bancos destinan una parte de su capacidad prestable para la compra de vehículos con créditos prendarios y personales a tasas fijas.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 16/05/2014

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!