Honda CR-V Evolución hacia el confort

Además de su renovado diseño, cambió por completo su interior, que eleva aún más su notable calidad de vida a bordo. Hay versiones 4×2 y 4×4.

 

Si hay un modelo referente en un segmento ese es el Honda CR-V entre los SUV compactos. A pesar de la gran competencia que se ha sumado en los últimos años, el vehículo de la marca japonesa sigue marcando el ritmo a fuerza de imagen, confort y confiabilidad. Con el CR-V, Honda fue la primera marca en interpretar que los 4×4 debían ser cada vez más parecidos a un auto convencional y perder la robustez que pocos usuarios hoy valoran. Así fue como este vehículo ganó rápidamente presencia en las calles de las ciudades. Su reputación se ve reforzada en esta cuarta generación, que ya se ofrece en nuestro mercado desde 34.300 dólares.

Sin cambiar su esencia, el renovado diseño del CR-V lo acerca más a un estilo europeo, con trazos más suaves y superficies más limpias. Pero con formas que al mismo tiempo transmiten cierta complejidad estilística, especialmente en el sector trasero. Si bien las dimensiones no han cambiado mucho, ahora es un poco más largo y más bajo, lo que sumado a su nuevo diseño, lo acerca más a un auto familiar que a un “rudo” vehículo 4×4.

Por dentro el cambio ha sido también completo. Y fortalece aún más uno de sus pilares, el confort. Las butacas delanteras ahora son más amplias y cómodas, y al mismo tiempo, ofrecen mayor sujeción que las de la generación anterior. La posición de manejo está un poco más baja, más similar a la que se consigue en un auto. Esto puede alegrar a algunos y disgustar a otros. Va en gusto. El tablero también se renovó y en la consola central hay un display que sirve para visualizar distintas opciones del vehículo (audio, los contactos del celular, la computadora de a bordo, entre otras) y para proyectar la imagen que transmite la cámara que está ubicada en el portón trasero al conectar la marcha atrás. Llamativamente el sistema no se complementa con una alarma acústica al momento de estacionar. Sus múltiples huecos, más la guantera tradicional y un amplio espacio entre los asientos delanteros, permite que pequeños elementos vayan ubicados en forma segura. El espacio en las plazas traseras es amplio y, una vez más, confortable.

El nuevo CR-V se ofrece con un único motor naftero de 2.4 litros que ahora entrega 185 caballos (antes rendía 170 CV).

La versión tope de gama (EXL, US$ 46.800) que lleva caja automática, tracción integral y buen equipamiento. Esta cuarta generación incorpora un sistema Econ, que se activa al pulsar un botón, y que actua sobre el motor, la dirección y el aire acondicionado para reducir el consumo de combustible. Dos indicadores en el tablero se ponen verde si nuestra conducción es la correcta.

Y una vez más hay que destacar de este modelo su confort de marcha. Su sistema de suspensión independiente absorbe prácticamente todas las imperfecciones del camino y su impecable nivel de insonorización refuerza esa sensación de alta calidad de vida a bordo, que es permanente y real.

Fuente: clarin.com  22/03/2012

 

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!