Ford sale con los "tapones de punta" al mercado y lanza el nuevo Focus para ganar el segmento de autos medianos

En el 2010, las máximas autoridades de Ford a nivel mundial se reunieron con la presidenta Cristina Kirchner y la ministra de Industria, Débora Giorgi, para anunciar una importante inversión en la planta de Pacheco.
El plan contemplaba el desembolso de $1.000 millones para fabricar un nuevo modelo global que se exportaría desde la Argentina hacia otras regiones.

Recién en abril de este año, Ford confirmó lo que era un «secreto a voces»: se trataba del Focus.
Y finalmente llegó el momento de conocer el flamante vehículo y comenzar la cuenta regresiva para su desembarco en los concesionarios el 13 de octubre de 2013.
El plan en concreto
Desde que comenzó a ejecutarse el plan hasta que se hizo realidad, el mercado pasó por grandes cambios.
Las ventas de autos nuevos siguieron creciendo, venciendo sus propios records, y también las marcas extendieron su oferta especialmente en autos medianos, segmento en el que competirá el nuevo Focus.

El modelo llega en un momento clave en el que estos vehículos son los que más impulsan el incremento de ventas de 0Km superando, por primera vez en la última década, a los autos chicos en cuanto a los porcentajes de patentamientos.

Presentación
En este contexto, Ford eligió la provincia de Mendoza para presentarlo, con una agenda de tres días que incluyó el recorrido por diferentes bodegas en un total de 125 kilómetros.

Más de 100 autos y otra docena de pick ups Ranger fueron trasladadas hasta la ciudad para que los 300 invitados puedan subirse al Focus.

El auto está disponible en dos versiones, con un diseño que cambió totalmente el aspecto tanto interior como exterior:
El Sedán, que es el cuatro puertas:
Y el hatchback, de cinco puertas:
Las líneas cada vez más dinámicas reafirman el concepto de Kinetic Design que implementa la marca desde 2006.
Con la nueva plataforma, el auto transmite un «mix de sensaciones» que lo posicionan por su imagen refinada y elegante, por un lado, pero también por lucir más deportivo, dinámico y moderno.
Estas características le dan la posibilidad de conquistar a un target tanto masculino como femenino, dado que el nuevo auto resulta muy útil para el uso familiar en el caso del sedán y más juvenil en la versión hatchback.
A tal efecto, Ford apostó a las innovaciones tecnológicas en sus distintos modelos como la incorporación del sistema SYNK, el cual permite controlar mediante comandos de voz diferentes funciones.

En este sentido, sus tres últimos lanzamientos que son el Fiesta, Kuga y Focus tienen agregados tecnológicos y gran parte de las presentaciones fueron dedicadas a mostrar cómo funcionan los mismos.

En el caso del Focus, el modelo tope de gama agrega aún más opciones con su interfaz MyFord Touch y confirma que es el auto de una marca generalista más completo y avanzado en tecnología del país. Y más aún, es el único fabricado en la Argentina con tal equipamiento.

Los directivos de la marca lo resaltan en cada uno de sus discursos: «El Focus es un producto global que da un paso adelante en la democratización de la tecnología».
El objetivo, indicaron, es poner al alcance del conductor las mejores herramientas de conectividad para lograr una interacción única con el vehículo.
El Focus, tanto de cuatro como de cinco puertas, cuenta con una estética caracterizada por las líneas envolventes, rasgos de la familia Kinetic Design, el lenguaje del diseño global de la marca que expresa energía y dinamismo.
Entre los elementos más importantes que le dan personalidad se destaca, en el frente, la parrilla con forma trapezoidal, típica de los últimos modelos Ford que desde ahora tienen un detalle único que es el tamaño del óvalo, el más grande que haya portado cualquier Focus hasta el momento.
El frente se completa con los faros bi xenón con tecnología LED.
Desde una vista lateral, el modelo se ve más aerodinámico gracias a la forma de sus cristales delanteros y los arcos traseros prominentes. Esta imagen se completa con los faros traseros envolventes en formas de alas y carrocería que acentúa el estilo, según describen los expertos en diseño.
Detalles desde el interior
Cuando se habla del interior del Focus resaltan dos aspectos:
Por el lado de los materiales, los mismos marcan una diferencia en el segmento en cuanto a la calidad. Por otra parte, se destaca la gran apuesta a la conectividad del vehículo con el conductor, no solo por el sistema SYNK sino porque desde las butacas hasta el tablero buscan que parezca un todo envolvente.
El panel de instrumentos tiene un diseño ergonómico con materiales que se igualan a los paneles de las puertas, integrándose naturalmente.
En cuanto a la posición de manejo es más baja que en otros modelos.
El vehículo cuenta con varios espacios portaobjetos, desde uno para la ubicación de una botella de 1.5 litros hasta dos portavasos y un guardamonedas ubicado en la consola central. Y el techo panorámico agrega lujo al nuevo Focus.
Otro detalle que vale mencionar es la manija de apertura de la guantera, que fue desplazada hacia un costado para que se encuentre más al alcance del conductor.
Tecnología que hace a la diferencia
El sistema SYNK con la interfaz táctil MyFord Touch es una de las principales apuestas de la marca.

El mismo fue desarrollado junto a Microsoft, y evolucionó con la misión de controlar todas las funciones que ofrece la nueva tecnología de conectividad MyFord Touch, según explicaron desde la firma.
De esta manera, se pueden realizar más tareas utilizando menos palabras gracias al sistema SYNC que reconoce más de 10.000 comandos.
También cuenta con el transmisor de señal wi fi que posibilita acceder a Internet para estar conectados todo el tiempo desde cualquier lugar.

Una parte central de este sistema es la pantalla de 8″, ubicada en la consola central, que agrupa cuatro categorías de funciones:
Teléfono.
Navegación.
Entretenimiento.
Control de temperatura.
A esto se suman los sensores delanteros y traseros de estacionamiento, cámara de video trasera y sistema de estacionamiento asistido. Éste funciona monitoreando el camino y buscando espacios paralelos vacíos a la derecha o a la izquierda en los que se pueda aparcar.
Luego de detectar un espacio vacío, el conductor debe pasar el cambio a reversa para que el vehículo tome el control de la maniobra. A partir de entonces, el conductor solo debe operar el acelerador y freno mientras el sistema realiza los cálculos para estacionar en el lugar detectado y mueve la dirección de manera automática hasta finalizar la maniobra.

En cuanto al audio, cuenta con un sistema Sony con 9 parlantes, 2 tweeters, 2 woofers y 1 parlante en la parte central; más 2 woofers y 2 tweeters en la parte trasera.

El arranque es sin llave mediante el botón Power. Tiene sensor de lluvia y climatizador automático de doble zona.
Motorización y funciones para el manejo
El nuevo Focus cuenta con dos tipos de motorizaciones disponibles, ambas nafteras. La versión turbodiesel no va a comercializarse por el momento.
Los motores son el 1.6 litros Sigma de 125 caballos de fuerza y el 2.0 litros Duratec GDI con inyección directa y 170 caballos.

Incorpora el sistema Ti-VCT (apertura variable de válvulas dual), que permite retrasar o adelantar la apertura y cierre de las válvulas de admisión y escape, mejorando sus consumos de combustible y su respuesta.
Los dos motores se ofrecen con caja manual de cinco velocidades. Las versiones 2.0 SE Plus y Titanium son las únicas que pueden equipar la caja automática Powershift, de doble embrague y seis velocidades.
Tiene Dirección Asistida Electrónicamente (EPAS) y Control de Torque en Curvas (TVC), el cual ajusta la velocidad de cada rueda delantera a fin de mejorar la agilidad al doblar, reduciendo el subviraje y aumentando la maniobrabilidad al acelerar en las curvas del camino.
Asimismo, incorpora el Control Electrónico de Estabilidad (ESC) que monitorea la trayectoria del vehículo a través de sensores de velocidad ubicados en las ruedas traseras y delanteras, y la compara con el recorrido deseado por el conductor.

En caso de detectar una situación de riesgo, el sistema utiliza los frenos para regular la presión que llega a cada rueda y reduce momentáneamente la potencia del motor hasta que recupere la estabilidad.

En tanto, el Control de Tracción (TCS) monitorea la velocidad de las ruedas y evita que giren libremente. En caso de detectar una situación de resbalamiento, el sistema bloquea la rueda que perdió adherencia y transfiere el torque hacia las ruedas restantes para recuperar el control del vehículo.

También tiene asistencia de Arranque en Pendiente (HLA). De esta manera, si se encuentra subiendo una pendiente con una inclinación mayor a 3° y debe detenerse, este sistema permite mantenerlo frenado durante aproximadamente 3 segundos, evitando que ruede hacia atrás y brindándole al conductor el tiempo necesario para soltar el pedal de freno y presionar el acelerador.
En materia de seguridad cuenta con seis airbags, cinturones de seguridad con pretensores, retractores limitadores de carga y ajuste de altura para los delanteros. Los traseros son inerciales de tres puntos.
Voces a favor y en contra
El Focus fue el auto más vendido en todo el mundo en 2012, con 1,3 millones de unidades, y logró el mismo posicionamiento en el primer trimestre de 2013.
No es un dato menor, ya que su diseño global le permite colocarse como indiscutido en todos los mercados.

En la Argentina desembarcó hace 12 años, y en nueve años fue primero o segundo en ventas. Se fabrica en siete plantas de todo el mundo con la premisa del nuevo diseño que se creó en 2006, el KD.

Es muy claro que sus líneas evolucionaron y se reinventó como un gran competidor para los rivales, ya que marca un nuevo standard entre los medianos.
Así, el Focus global cuenta con muchos factores a favor como para convertirse en líder. Moderno, innovador, con un diseño muy aerodinámico y con una versión cinco puertas que tiene ahora un aspecto más deportivo.
Después del gran avance en tecnología, los precios confirman que tiene todas las herramientas para pelear el segmento frente a sus competidores.
Más allá de los rivales que impone el propio mercado, Ricardo Flammini, director de Marketing y Ventas de la marca, explicó: «Nuestra referencia no está en la industria automotriz, sino en la experiencia que de la marca tenga el
cliente».
Con esta frase, Ford cerró la presentación del Focus y dejó en claro cuáles son los objetivos de la firma: llegar a 2015 con un portfolio de productos completamente globales

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 01/10/2013

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!