En detalles: Mercedes-Benz GLA, el nuevo SUV chico de la marca premium

El boom de SUV traspasó desde las marcas masivas a las de alta gama, y en la última década se sumaron varios modelos a fin de ofrecer opciones para todos los gustos.
Uno de los segmentos que más creció, dentro de la categoría, es el de vehículos más chicos y compactos, entre otras cosas porque es el más nuevo en las automotrices, especializadas en su mayoría en modelos medianos y grandes.
En el caso de las marcas premium, BMW presentó hace algunos años el X1 mientras que Audi se inserta en la categoría con el Q3. Ahora llegó el turno de Mercedes Benz, que se sumó hace menos de un año con GLA.
El modelo más chico de la estrella completa la oferta de SUV integrada por GLK, ML y GL. Su precio va desde los u$s105.000 a los u$s126.800. Con este modelo más completo circulamos más de 1500 kilómetros y repasamos los aspectos más sobresalientes que justifican su elección.
El diseño y su andar
Una de las primeras cosas que nos llaman la atención cuando probamos un auto son las miradas que captan durante su uso. Algunos pasan totalmente inadvertidos, mientras que otros llaman poderosamente la atención de quienes circulan a su alrededor.
Esa fue una de las primeras conclusiones que dejó el nuevo SUV chico de Mercedes Benz. El GLA es un auto con estética llamativa, cuyas formas tienen mucho que ver con el Clase A. Es la versión cross over del auto que suma algunos detalles que lo hacen más imponente.
El GLA comparte plataforma con los modelos de las Clases A, B y CLA, y es la oferta más económica de Mercedes Benz dentro de la categoría, aunque por el impuesto interno supera los 100.000 dólares. Por otro lado, es más espaciosa, tanto en su interior como en su baúl, y eso la convierte en un vehículo más práctico.
Tiene un mayor despeje del suelo (134 mm), es más larga (4.417 mm), ancha (1.804 mm) y alta (1.494 mm) que un clase A.
En cuanto al diseño, sus líneas son modernas, más imponentes que el auto del cual se origina ya que tiene una mayor altura y robustez. También tiene los típicos detalles que lo hacen más aventurero, como el spoiler delantero y difusor trasero satinados, barras sobre el techo y protectores de plástico negros en los guardabarros.
Por dentro, como mencionamos, lo más destacable es el espacio, especialmente en las plazas delanteras, donde parece un vehículo más amplio de lo que es.
El baúl es de 421 litros, es más chico que en los Clase B y CLA, pero más grande que en el A. Cuenta con doble fondo pero no trae rueda de auxilio, y para las rutas argentinas es un verdadero problema. Además no es práctico para un SUV, teniendo en cuenta que está preparado para andar en todo tipo de caminos.
En cuanto a la posición de manejo es muy cómoda y deja buena visibilidad desde todos los ángulos. Las butacas son especialmente adaptables al conductor, donde se puede manejar por ciento de kilómetros sin sentir el más mínimo cansancio. Tiene volante en cuero que se regula en altura/profundidad e incluye las levas del cambio.
En materia de entretenimiento, cuenta con una pantalla de 7 pulgadas con navegador satelital, reproductor de DVD, Bluetooth y hasta un programa que permite ver la inclinación lateral y longitudinal del vehículo, además del grado de giro de las ruedas delanteras. Más que útil, prefiero interpretarlo como otro guiño de un vehículo con espíritu aventurero.
Motor y prestaciones
La nueva GLA se ofrece en el país con dos motores. Uno 1.6 naftero con turbo, 156 cv de potencia y 250 Nm de torque. La GLA 250 tiene un 2.0 naftero con turbo, 211 cv de potencia y 350 Nm de torque. Las dos vienen de serie con caja automática de doble embrague y siete marchas. La GLA 200 tiene tracción delantera. La GLA 250 tiene tracción integral 4Matic.
Con esas características se logra una velocidad máxima de 230 km/h. Tiene un andar confortable aunque un poco dura, por la característica de los neumáticos, aspecto que queda contrarrestado con la comodidad de sus butacas, las cuales permiten viajar ciento de kilómetros sin advertirlo.
Por otro lado, un aspecto para destacar es el comportamiento de la caja automática de siete marchas, la cual trabaja sin sobresaltos.
En cuanto al funcionamiento de la tracción integral 4Matic se probó en la arena. No es una GLK ni una ML, pero igual logró superar zonas con mucha arena y muy movediza sin ningún inconveniente.
La seguridad del GLA se completa con siete airbags, frenos ABS, control de estabilidad, control de tracción, llantas de 18 pulgadas, faros bi-Xenón con luces diurnas de leds, sistema de estacionamiento automático Parktronic, tapizado en cuero y climatizador bizona. La GLA 250 Urban agrega tracción integral inteligente 4Matic, control de velocidad en descenso, techo corredizo panorámico, butacas delanteras con ajustes eléctricos y navegador satelital.
Conclusiones
Como vehículo de alta gama la calidad de su diseño, tanto exterior como interior, así como su equipamiento, no tienen discusión. Tiene todas las funciones para realizar apretando simplemente un botoncito. Por otro lado, en el andar es muy cómoda a pesar de pertenecer a un segmento chico.
Sus principales enemigos son que es un poco rígida en algunos caminos, y el principal que es el precio, por encima de los 100.000 dólares. Después de eso, es un auténtico Mercedes Benz que se abre paso en un nuevo segmento.
FUENTE: IPROFESIONAL.COM 06/10/2015

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!