Fiat volvió a frenar su producción por falta de insumos

La planta que la automotriz posee en Córdoba ayer no operó ya que no contaba con el permiso para liberar un cargamento con componentes traídos del exterior

El Gobierno en los últimos meses reforzó su política del «cerrojo» a las importaciones.
Y lo viene haciendo con tres objetivos en mente: por un lado, busca proteger el empleo y la producción local; también apunta a forzar a las empresas importadoras a radicar procesos productivos en suelo argentino y, por último pero no menos importante, intenta sostener el superávit comercial del 2012 y así cuidar los dólares que hay en la economía.
Más allá de los pros y los contras de esta política de administración del comercio exterior, los problemas se magnifican cuando es el propio «Made in Argentina» el que sufre parte del castigo de estas medidas restrictivas.
Es decir, cuando es la propia industria nacional la que no puede contar con insumos que obligadamente deben ser importados y son fundamentales para avanzar en diversos procesos productivos.
En este contexto, la luz de alerta volvió a encenderse en la provincia de Córdoba, más precisamente en Ferreyra, ya que la fábrica de automóviles de Fiat volvió a registrar serios inconvenientes por no contar con las licencias (permisos para importar) necesarias para liberar partes y piezas que ya estaban en un depósito fiscal que posee la propia empresa.
De acuerdo al Sindicato de Mecánicos de Córdoba (Smata), las demoras en la entrega de licencias implicaron que la planta deje de operar gran parte del día de ayer.
Según consignó el diario La Voz del Interior, durante la mañana del jueves no se produjo el ensamblaje de vehículos, con la suspensión de operarios que percibirán el 75 por ciento de los haberes.Cabe destacar que ayer arribaron a la Aduana de Córdoba licencias firmadas por la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri, el pasado 14 de enero. Es decir, que desde que se autoriza una importación en Buenos Aires hasta que la empresa puede contar con componentes importados en Córdoba hay unos 10 días de demora.
Leonardo Almada, vocero del Smata, confirmó al matutino cordobés los inconvenientes verificados ayer en Fiat y, aunque aclaró que la planta este jueves estaría funcionando con normalidad, expresó la preocupación del gremio por «la falta de resolución» de los problemas en la terminal. «Estamos haciendo gestiones a nivel gremial tanto en Córdoba como en Buenos Aires para que esto se supere», comentó.
Fiat: idas y vueltas con el Gobierno
Este suceso pone al desnudo las dificultades de implementar un sistema de restricciones a gran escala. Y el problema se potencia en este caso, dado que la industria automotriz explica la mitad del crecimiento de la industria nacional.
Sin embargo, el de ayer no fue el primer incidente que padece Fiat.
Cabe destacar que la empresa debió frenar la producción a comienzos de enero por un problema similar, aunque en esa oportunidad la empresa reconoció oficialmente el inconveniente con las restricciones a la importación, lo que generó una dura reacción del Gobierno.
En ese entonces, la ministra de Industria, Débora Giorgi, calificó a la medida como «mezquina y alejada de la realidad» y señaló que «es incomprensible la actitud del grupo Fiat de parar la producción con el consabido perjuicio que esto le ocasiona a sus trabajadores».
«El grupo argumenta un supuesto faltante de piezas ocasionado por una modificación en el sistema de importación, cuando se tienen pruebas fehacientes de que los requerimientos que la empresa realizó el viernes pasado para importar partes y piezas fueron liberados en gran parte», había recalcado Giorgi.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 26/01/2012

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!