Dos familiares de categoría premium

En tiempos donde no abundan los lanzamientos de alta gama, Citroën introdujo en la Argentina la nueva generación de los monovolúmenes C4 Picasso y Grand C4 Picasso, ambos producidos en España, como parte de la estrategia de la marca francesa de elevar la categoría de sus productos.

Citroën, que ha tenido en 2013 un año récord con crecimientos que casi triplicaron a la media de mercado, apuesta a dos modelos premium aun cuando prevé un año «confuso e incierto», con patentamientos totales cayendo al orden de las 650 mil unidades (en enero estimaban 790 mil). La devaluación, la suba de tasas de interés y las modificaciones impositivas son, para los directivos de la firma, algunas de las razones que determinarán el descenso de las ventas anuales. Y, justamente, tanto el C4 Picasso como el Grand C4 Picasso (éste último con tercera fila de asientos y espacio para siete pasajeros) llegan con el precio recargado por el impuesto interno. Las versiones Tendance Pack, tope de gama, de ambos modelos cuestan exactamente lo mismo: $408.155. Una rareza que tiene explicación: clavarse justo por debajo del valor que los empujaría a la segunda escala del impuesto y que dispararía aún más su precio de lista. Esto cuenta, en especial, para el «Grand», que por lógica debería costar más que su hermano menor. La variante Origine, primer nivel de equipamiento y sólo disponible en el C4 Picasso, vale $377.000.

Tecnologías

En la estética se observa una modernización. La parte frontal adquiere ahora faros alargados, con una línea angosta de LED que agrega sofisticación. La toma de aire también es nueva y las líneas del vehículo son más dinámicas. En la parte trasera, los faros invaden el portón, que es motorizado: se abre y se cierra con un botón.

Los responsables del producto se encargan de resaltar la importancia que tiene la nueva plataforma modular EMP2 bajo la cual se desarrollan estos vehículos, y que también se introducirá en la planta de El Palomar. Explican que esta innovación productiva permitió que la nueva generación tenga un centro de gravedad más bajo, gane en mejoras aerodinámicas y tenga una reducción del peso de unos 140 kg. Asimismo, tiene una mayor distancia entre ejes que la generación anterior, aspecto que redunda en una mayor habitabilidad. Otro punto sobresaliente es la luminosidad: con parabrisas panorámico, techo y esquinas acristalados, la superficie vidriada es superior a los 5 m2.

Sin embargo, el principal punto a destacar es la introducción de tecnologías de confort, de asistencia y de seguridad de nivel premium. Ejemplo de esto es el Pack Relax, que dispone cinco apoyacabezas envolventes, masajeador lumbar para los asientos delanteros y reposa piernas eléctrico para el acompañante. También aparecen las dos pantallas color, una de doce pulgadas y la otra de siete y touch, desde donde se maneja el climatizador, el GPS, bluetooth y el sistema multimedia. Tiene Jukebox para almacenar contenidos en el auto, extra USB, triple toma de 12 V, audio alta definición y, en el Grand C4 Picasso, pantallas para las plazas traseras de la segunda fila.

A nivel asistencia al conductor, suma cuatro cámaras, que brindan la clásica visión trasera, pero también delantera y 360 grados. También ofrece Park Assist, que realiza las maniobras del volante de forma automática al momento de estacionar, incluida la opción de 90 grados.

En seguridad, llega con seis airbags, control de estabilidad y de tracción, ayuda de arranque en pendiente, freno de mano electrónico y anclajes ISOFIX para sillas infantiles, entre otros.

FUENTE: AMBITO.COM 09/04/2014

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!