Autos nacionales subieron más que cualquier importado

El año 2017 cierra en materia automotriz con un dato excluyente: el aumento de la participación de los 0 km importados. Dos de cada tres modelos que se venden llegan del exterior, cuando hace menos de cuatro años el mercado se dividía en partes iguales. Pero esto no se debe a un abrupto deslumbramiento de los consumidores locales por los vehículos de tierras lejanas. La explicación es más sencilla y tiene que ver con los precios. En los últimos 12 meses, los autos nacionales aumentaron mucho más que los importados de cualquier país.

Si se toman algunos modelos representativos que salen de las fábricas argentinas, se comprueba que durante todo el año se incrementaron por encima del 20%. El dato positivo es que ese ajuste está por debajo del porcentaje que va a llegar la inflación de 2017. Lo negativo es que esa suba duplica o triplica a la mayoría de los 0 km importados.

Variedad

La oferta en el mercado argentino es muy amplia. Además de los autos nacionales, se importan vehículos de países como Brasil, Alemania, Francia, Japón, EE.UU, China, Corea del Sur, entre otros. Sólo los que llegan del país vecino se aproximan, en cuanto al incremento, a los de producción nacional. Por ejemplo, el brasileño Volkswagen Gol Trend, el modelo más vendido en la Argentina, subió 16,1%, en su versión más económica. El resto se incrementó 10% o menos. Incluso hay casos como el del Toyota Camry, que a lo largo del año bajó 3,4%.

La explicación de esta situación tiene que ver con el «costo argentino». La suba de los precios internos de bienes y servicios, más otros costos por ineficiencia y falta de infraestructura, hacen que producir en el país sea cada vez más caro. De hecho, fabricar un 0 km en la Argentina cuesta 25% más que hacerlo en Brasil, según un estudio elaborado por la asociación que agrupa a las automotrices locales (ADEFA). Por otro lado, la estabilidad del dólar benefició a los vehículos que llegan del exterior. En lo que va del año, el tipo de cambio se ajustó poco más de 10%, lo que hace que, en términos relativos, estos modelos estén más accesibles que hace un año. En el mismo período, los salarios de los trabajadores bajo convenio crecieron 23% como mínimo según los incrementos de paritarias.

Esta diferencia entre las subas de unos y otros hizo que el consumidor se vuelque hacia los modelos más competitivos. «La mayoría de los compradores decide la adquisición de un 0km por la alternativa más accesible. Si un auto nacional aumenta más que su equivalente importado, es obvio que la gente va a decidir por el más accesible» explicó el dueño de una concesionaria.

Más allá de ese atractivo que ofrecen los 0km importados, lo que está claro es que el ajuste de precios del mercado automotor, incluido los vehículos nacionales, fue menor a la inflación lo que es un incentivo a la compra de vehículos. Esto se refleja en el crecimiento de las ventas que superarán entre enero y diciembre las 900.000 unidades, lo que permitirá convertir al 2017 en el segundo mejor año de la historia.

FUENTE; AMBITO.COM  19/12/2017

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!