Autos más tecnológicos: tener pantalla táctil ya no es exclusivo de los modelos de alta gama

Con plataformas globalizadas, alianzas entre competidores para desarrollar y usar los mismos motores y autos que se fabrican como commodities, la innovación tecnológica y la conectividad se convirtieron en eslabones clave para la diferenciación de los autos.
Son desarrollos que apuntan a mejorar la experiencia de manejo de los conductores y a conectarlos tanto con sus vehículos como con el exterior con solo tocar un botón.

Muchos de estos avances ya son parte del equipamiento estándar de un automóvil en el primer mundo y para las marcas premium. Pero ahora, las masivas también empezaron a incorporarlos y los modelos del segmento medio ya los ofrecen en la Argentina.

Cambios que suman
Un equipamiento que comenzó a masificarse en varios modelos son las luces LED, que confieren un mayor «status» y ayudan a mejorar el diseño de los vehículos. Así, la función principal de las mismas no es iluminar el camino, sino lograr que el resto de los autos divisen a aquellos que las llevan.
Modelos como el Peugeot 208, del segmento chico, ya cuentan con este accesorio. El precio promedio de este vehículo es de 130.000 pesos.
El detector de fatiga es otra gran innovación y un importante aporte para la seguridad.
Se trata de un sistema que identifica el cansancio o la somnolencia del conductor. Funciona a partir del análisis de determinadas maniobras y factores que se complementan con la duración del trayecto o la hora del día, y así se calcula un índice de fatiga.
En ese momento, en la computadora de a bordo, aparece una señal que ilustra una taza de café, y una frase que sugiere a quien maneja el vehículo tomarse un descanso.
Volkswagen cuenta con dicho accesorio en modelos como el Passat, Tiguan y CC, entre otros. Son vehículos más caros, cuyo valor arranca en 266.000 pesos.

Asimismo, el reemplazo de las llaves por un botón es otro de los sistemas que se fueron implementando en los autos de serie. Por ejemplo, Ford lo incorporó al Fiesta, un modelo del segmento chico.

Se denomina «Keyless», es decir, una tecnología que permite el ingreso y arranque del auto, sin una llave convencional. Con dicho sistema, sólo se requiere llevar una tarjeta o un llavero, y poner la mano sobre alguna de las manijas de las puertas para que el vehículo se abra y proceda a la desconexión de la alarma.
Una vez dentro, para arrancar el automóvil, sólo es necesario tocar un botón de arranque, habitualmente ubicado en la consola central del mismo y es identificado con la leyenda: «Power».

También los sensores son cada vez más comunes. Los más útiles son los de estacionamiento, los cuales tienen un funcionamiento muy sencillo: se activan cuando se utiliza la marcha atrás, y detectan todo obstáculo que se ubica detrás del auto a una distancia de 1,5 a 2 metros.
A medida que el auto se aproxima al objeto, una señal acústica empieza a subir de intensidad hasta convertirse en un pitido continuo, cuando la distancia es inferior a los 30 cm. Otros modelos lo complementan con las cámaras de visión trasera, que proyectan en una pantalla LED (como la Toyota SW4 o Chevrolet Tracker), o en el mismo espejo retrovisor (como la nueva Ford Ranger), lo que se encuentra en la parte posterior del auto.

También están los de lluvia, que permiten activar las escobillas cuando empieza a llover, y los crepusculares, que miden la intensidad de la luz externa y, en caso de ser baja, encienden automáticamente las luces del auto.

Entretenimiento, la máxima contienda
Además de todos los asistentes que tienen como finalidad mejorar el manejo y reducir el riesgo de accidentes, la tecnología aplicada al entretenimiento es una de las principales diferenciaciones a las que aspiran las marcas. Mientras más utilidades más se cotizan. Y se implementan con nombres propios, casi como una «submarca» dentro de un modelo.
Algunas automotrices masivas que lo promocionan en la Argentina son Ford bajo el nombre SYNC; Renault con el MediaNav y Chevrolet con MyLink. Las utilidades pueden ir desde servir como navegador hasta funcionar como sistemas multimedias de avanzada.
En el caso de Ford, fue desarrollado junto a Microsoft, y desembarcó en el país con el Fiesta Kinectic Design. Éste permite realizar llamadas, recibir mensajes de texto y responderlos y reproducir música desde un MP3 solamente con una orden impartida por la voz.
En Chevrolet incorporaron el sistema multimedia My Link que permite comandar a través de una pantalla táctil color de 7 pulgadas datos básicos como la temperatura interior y exterior, el modo de entrada del aire, el acceso a todas las opciones del estéreo y los contenidos (MPE, fotos y video).
Pero lo más novedoso de My Link, es que permite realizar una conexión paralela con un Smartphone, tanto con iTunes como Android. De ese modo, posibilita el uso de las aplicaciones del celular en el auto, tales como consultar citas o enviar y escuchar mensajes de texto a través de conexión Bluetooth. Modelos como Onix y Prisma ya cuentan con el equipamiento.
En Renault, su sistema más promocionado ha sido el denominado Media Nav, que funciona como navegador.
El mismo se ofrece en algunos de los modelos más populares, como Sandero y Duster, con precios desde $109.000. Éste se complementa con un paquete multimedia para aplicar las funciones del celular (conexión por Bluetooth, descarga de agenda de contactos, discado de números en la pantalla táctil con reconocimiento automático del nombre del contacto, registro de las últimas llamadas, entre otras más), USB, Bluetooth, música, y GPS integrado.
Todo se maneja desde una pantalla táctil de siete pulgadas, con la opción de utilizar igualmente los comandos del volante.
Otras marcas que sumaron a su equipamiento sistemas multimedia son Citroen DS3, el cual presenta un navegador satelital MyWay. El mismo se proyecta a través de una pantalla color de siete pulgadas y se opera desde los comandos en el volante.
Toyota, por su parte, incorporó un sistema de audio para todas las versiones de SW4 y las versiones SRV de Hilux.
Este nuevo dispositivo cuenta principalmente con pantalla táctil de 6,1″, Navegador Satelital (GPS), Televisión Digital y reproductor de DVD, además del sistema Bluetooth® con manos libres comandados por voz, entrada auxiliar y USB. A su vez, todas las versiones SRV de Hilux y las SW4 con cuero cuentan con monitor de cámara de estacionamiento en la pantalla del audio.

Lo que viene
Mientras en la Argentina la diferencia la hace una pantalla táctil más grande o una asistencia de conducción más completa, las grandes automotrices, desde las casas centrales, van por más. Y todo hace pensar que el auto inteligente, que se maneja solo, es casi una realidad.
Prescindir del conductor es el gran avance que desvela a las marcas, aunque quedan algunas cuestiones por resolver como quién es responsable ante un accidente.
Uno de los primeros en poner a prueba este sistema fue Google, quien había presentado una serie de prototipos que recorrieron las calles de Estados Unidos. Luego, la Universidad Libre de Berlín, en el marco del Proyecto AutoNOMOS, está experimentando la posibilidad de recorrer una ciudad con un taxi, sin chofer humano.
Desde Nissan, en tanto, sostienen que los autos del mañana serán robóticos y serviciales. Un ejemplo de esto es el Pivo 3, un prototipo que actúa como socio del conductor e informa de diversas cuestiones como el estado de tránsito o dónde hay lugar para estacionar.
El Pivo 3 está compuesto por un chasis de cuatro ruedas y, dado que pueden rotar 90 grados, puede estacionar en lugares estrechos, sin requerir maniobras.
Trabajar en un vehículo sin riesgos de accidente es otro proyecto de algunas marcas. Esto se logrará gracias a un sistema de radares en el parabrisas, que puede medir la velocidad con la que se acercan los objetos.
De este modo, si una colisión es inminente y el conductor no toma las acciones apropiadas, el auto frenará automáticamente, para evitar el choque. Es decir, el auto adoptará reflejos.
En materia de seguridad, Ford también presentó un desarrollo que es el cinturón trasero inflable. Éste combina los atributos de los cinturones de seguridad tradicionales con los de los airbags, lo que provee de una mayor protección en caso de accidente para los ocupantes de las plazas traseras.
A este avance, se le suma el desarrollo de una butaca que puede monitorear los latidos del corazón del conductor, a través de seis sensores embutidos en ella, y que pueden detectar los impulsos eléctricos generados por el corazón. Con esto, queda inaugurada una nueva era de vehículos en los que la salud de sus pasajeros también será susceptible de ser monitoreada con el potencial, incluso, de salvar vidas.

Toyota también se encuentra desarrollando nuevas tecnologías de conducción automatizada y para la seguridad peatonal. Se espera que ambos sistemas estén disponibles para su utilización a escala comercial a partir de 2015.
Uno es el sistema de Asistencia a la conducción automatizada en autopista (AHDA, por sus siglas en inglés), que utiliza tecnologías de conducción automatizada para permitir una experiencia de manejo segura en autovías; y un Sistema pre colisión (PCS, Pre-collision System) que usa la dirección asistida, la fuerza de frenado pre colisión y el frenado automático para ayudar a evitar colisiones con peatones.
El sistema AHDA combina dos tecnologías de conducción automatizada que contribuyen a reducir el estrés sobre el conductor: el Control de crucero adaptativo-cooperativo, que se comunica de forma inalámbrica con los vehículos precedentes para mantener la distancia de seguridad, y el Control de trayectoria en carril.
El control de crucero adaptativo-cooperativo, a diferencia del control de crucero por radar estándar (que utiliza un radar de ondas milimétricas para detectar otros vehículos), utiliza las comunicaciones de ITS (Sistema Inteligente de Transporte) entre vehículos, en la banda de 700 MHz, para transmitir los datos de aceleración y desaceleración de los vehículos precedentes, de modo tal que los siguientes puedan ajustar la velocidad para mantener la distancia de seguridad.
Al disminuir la aceleración y desaceleración innecesarias, el sistema mejora también la eficiencia de consumo de combustible y ayuda a reducir la congestión de tráfico.

El control de trayectoria en carril, emplea cámaras de alto rendimiento, un radar de ondas milimétricas y un software de control. El sistema ajusta el ángulo de dirección del vehículo, el par de transmisión y la fuerza de frenado cuando pueda resulta necesario.

En cuanto al sistema PCS con dirección asistida para evasión de peatones (Pedestrian-avoidance Steer Assist) puede ayudar a impedir colisiones en situaciones en las que, por ejemplo, el vehículo circule a más velocidad de la adecuada o en el caso de que un peatón se cruce de forma repentina e inesperada en la trayectoria del vehículo.
Un sensor a bordo detecta a los peatones y muestra una alerta visual en el tablero delante del conductor tan pronto el sistema determina que hay riesgo de choque. Si la probabilidad de que se produzca una colisión aumenta, el sistema dispara una alarma sonora y visual para que el conductor adopte acciones evasivas, y se activan las funciones de fuerza de frenado pre colisión y frenado automático. Si el sistema determina que no basta solo con frenar para evitar la colisión y hay espacio suficiente para evitarla, se activa la dirección asistida para esquivar al peatón.
24 horas con Internet
El último intento de las marcas es lograr que los autos ofrezcan conexión a la web las 24 horas y a la mayor velocidad posible: en EE.UU. ya se están implementando las redes 4G (mucho más veloces que las actuales 3G).
Los autos inteligentes usarán los mismos sistemas operativos que los celulares, así como su «cultura de aplicaciones». Se pueden imaginar apps como buscador de estacionamientos, de estaciones de servicio (con el precio de la nafta incluido), redes sociales, cupones de descuentos (de acuerdo al lugar que uno transite). Los programadores independientes podrán desarrollar su propio software y ponerlo a disposición de conductores y pasajeros de los vehículos.
Algunos casos concretos fueron anunciados en la Feria de tecnología CES, en Las Vegas.
Google dio a conocer un acuerdo con la automotriz alemana Audi para incluir Android en los nuevos vehículos de esta compañía.
La iniciativa del buscador tiene mucho de estrategia defensiva. En junio del año pasado, Apple había anunciado el proyecto «iOS in the Car», que lleva el sistema operativo del iPhone y iPad a los autos. Automotrices como BMW, Mercedes Benz, General Motors y Honda ya se comprometieron a incorporarlo. Apple asegura que durante 2014 empezarán a venderse los primeros autos con iOS.
También Chevrolet anunció en el CES que la cuarta generación de tecnologías de telefonía móvil 4G LTE (Long Term Evolution) estará disponible en los vehículos de pasajeros a partir de este año en los Estados Unidos.
Con esta nueva función, el vehículo podrá funcionar como un WiFi Hotspot, brindando una zona de acceso inalámbrico a Internet y ofreciendo a sus ocupantes conectividad de alta velocidad para sus dispositivos móviles como smarthphones y computadoras portátiles.

Los modelos 2015 de Corvette, Impala, Malibu y Volt, que serán presentados a mediados de este año, serán los primeros vehículos de General Motors en estar equipados opcionalmente con la tecnología 4G LTE a través de su servicio OnStar. Otros que posteriormente incorporarán este sistema serán la SUV Equinox, la Pick-Up Silverado y Silverado HD, así como el citycar Spark y Spark EV (eléctrico).
Adicionalmente, el sistema multimedia Chevrolet MyLink disponible en todos los modelos, tendrá acceso a una nueva tienda de aplicaciones (App Shop), que permitirá desde actualizar el sistema interno del auto hasta recibir una gran variedad de aplicaciones, incluyendo estaciones de radio digitales personalizadas.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 05/02/2014

Escrito por

Federación de Cámaras del Comercio Automotor de la República Argentina
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!