Autos de lujo, prototipos excéntricos y modelos eléctricos dominan el Salón de París

Las marcas más importantes del mundo desembarcaron en el salón del Automóvil de París.
Allí, la industria sienta las bases de «lo que vendrá», tanto en autos de serie que han tenido una evolución, como en concept car que representan hacia donde irán las compañías en los próximos años.
Otro tema que se volvió protagonista en estos eventos es la presentación de nuevas tecnologías, ya sea para una motorización más eficiente como para los sistemas de entretenimiento.
Las marcas hacen grandes despliegues mostrando cómo los autos se vuelven cada vez más inteligentes.
Empezando por los prototipos, dos marcas que llamaron la atención en esta edición son Mercedes Benz y Renault, con proyectos muy llamativos en términos de diseño.
En el caso de la alemana, presentó dos novedades importantes. Por un lado, una coupé de lujo eléctrica que en Mercedes Benz definen como «el primer coupé de la serie de prototipos, con diseño visionario, que tiene previsto presentar en los próximos tiempos para dar respuesta al mercado».
Denominado Vision Mercedes-Maybach 6, tiene una longitud de 5,70 metros, con un ancho de 2,10 metros y un alto de 1,32 metros.
Lo más interesante es su potencia, con 750 CV y tracción integral puede recorrer con cero emisiones unos 500 kilómetros. Acelera de 0 a 100 en cuatro segundos y alcanza una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h.
En cuanto a su tecnología eléctrica, este modelo tiene un sistema de carga rápida para la batería de 80 kWh, que permite lograr una autonomía de 100 kilómetros en cinco minutos.
Otra de las novedades de la marca en el Salón es el Generation EQ, un SUV de aspecto coupé que inaugura la submarca para vehículos con esta tecnología.
Tiene cuatro puertas que se convierte en el primero de una familia de diez modelos que llegarán hasta 2025 de manos de Mercedes Benz.
El desarrollo de última generación de este modelo se percibe desde la arquitectura. Con mezcla de acero, aluminio y fibra de carbono, es muy liviano une en un vehículo la estética de una SUV, con una coupé y un deportivo.
En mecánica, tiene dos motores eléctricos, uno de ellos en el eje delantero y otro en el trasero, que suman 408 CV y acelera de 0 a 100 km/h en 5 segundos.
La versión definitiva de este Generation EQ llegará en 2019 y tendrá el precio de un GLC.
Renault es otro de las que luce en su stand uno de los concept más llamativos. El TreZor se destaca desde su nombre, con la Z en mayúscula haciendo alusión a la tecnología eléctrica.
Concebido como un deportivo GT casi de competición, su altura apenas es de un metro, con un ancho de 2.04 y su longitud alcanza 4,70 metros.
Su diseño es una demostración de lo que se puede hacer a nivel estético.
El capó es larguísimo y cuenta con una peculiar entrada de aire en forma de hexágonos. La carrocería está hecha de fibra de carbono para conseguir un peso de solo 1.600 kilos.
Ferrari también luce dos grandes novedades. El GTC4Lusso es el sustituto del Ferrari FF, un deportivo de tres puertas y cuatro plazas.
Incluye una caja de cambios automática de siete velocidades con doble embrague, así como un sistema de dirección en las cuatro ruedas, dispositivo nuevo que no se incluía en la gama FF.
El motor de la versión T, V8 turbo, es el mismo que el del Ferrari 488 GTB, con 618cv.
La otra novedad de Ferrari es la Aperta, una versión convertible híbrida que ya estaba agotado incluso antes de su debut en París.

Tiene un sistema de propulsión híbrido V12, el más potente usado por la marca con 750 caballos de fuerza, eso sin incluir el poder del motor eléctrico.
Ambos motores generan juntos 950 caballos. Alcanza los 349 kilómetros por hora, algo inusual para un convertible, ya que la ausencia del techo rígido compromete su aerodinámica.
Quien también llama la atención en Paris es el superdeportivo japonés GLM G4. Tiene 547 CV y 1.000 Nm, totalmente eléctrico.
Construido por la empresa Green Lord Motors (GLM) está fundada por el ex CEO de Sony, Nobuyuki Idei.
Lexus también sorprende con el UX Concept. El prototipo anticipa el interés de la marca para comercializar un SUV de tamaño urbano.
Busca atraer a los conductores jóvenes con un vehículo premium pero más pequeño.
Tiene líneas más agresivas con unas tomas de aire generosas, dominada por una parrilla del radiador de gran tamaño, con unos pilotos traseros con efecto tridimensional.
Además de las grandes presentaciones de marcas de ultra gama, las de lujo, como Audi y BMW, también eligieron el Salón para anticipar modelos de serie que serán clave en los próximos años.
Audi presentó el nuevo S5 Coupé. Es un auto totalmente nuevo, con motor de seis cilindros con turbo que rinde 354 CV de potencia y 500 Nm de par.
En su interior cuenta con el cockpit virtual, el tablero y la pantalla fija del Audi A4, pero con mejor calidad. Es una mezcla perfecta de deportividad y refinamiento.
También reveló la segunda generación de su SUV de tamaño medio, el Q5. Un modelo que llegó al mercado en 2008 y desde entonces no ha parado de crecer.
La versión 2017 llegará más grande que su predecesor, aunque reduce su peso en 90 kilos gracias a un incremento de materiales fabricados en aluminio.
BMW, otra de las premium, presentó el X2 Concept como gran primicia. Es un SUV compacto marcado por la deportividad.
Aunque es un prototipo, todo hace pensar que se convertirá en un vehículo de serie para completar su oferta en la categoría.
Tiene una línea más plana en el techo que lo diferencia de los últimos modelos de la misma categoría que había presentado la alemana
FUENTE: IPROFESIONAL.COM 04/10/2016

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!