Automotrices se ponen a punto para presentar los primeros vehículos eléctricos en el país

La industria automotriz es una carrera constante de lanzamientos de nuevos modelos. Llegar primero puede ser la diferencia entre ganar o perder un mercado en donde los automóviles tienden a convertirse en comoditties.

Toyota lo supo a la hora de traer el primer híbrido el Prius que se comercializa en la Argentina y, ahora Renault está por ser la primera en vender automóviles eléctricos en el mercado local. Hace unas semanas decidió dar a conocer su intención de ser la primera. Así lo hizo notar el director de Comunicación regional de la marca francesa, Gustavo Fosco, quien en el primer encuentro con la prensa del año adelantó que esa es la intención de la marca del rombo.
«Ya armamos un equipo de trabajo que está estudiando la factibilidad técnica y comercial para comenzar a vender autos eléctricos en la Argentina. Estamos en una etapa incipiente, pero queremos ser los primeros en vender este tipo de vehículos en el país. Esto dependerá mucho de la asociación que podemos hacer con las empresas eléctricas con el fin de garantizar la infraestructura necesaria para las recargas y con el Estado», agregó el ejecutivo, en declaraciones divulgadas por El Cronista.
La marca francesa ya tiene firmado 27 acuerdos con diferentes municipios en todo el mundo, y en la Argentina lo hizo con la ciudad de Córdoba, Renault tiene la ventaja de que ya cuenta con una familia de modelos eléctricos: Twizy, Zoe, Fluence y Kangoo ZE.
En el caso del Twizi, el modelo será presentado en abril y tendrá un valor de 4.917 euros, a los que se deberán agregar otros 50 euros mensuales por el alquiler de la batería.
Cuando la marca del rombo anunció el lanzamiento de este modelo incluyó a dos países latinoamericanos: Brasil y México. Desde la filial local de Renault no afirman la llegada a la Argentina del Twizy, pero tampoco la niegan porque claramente es el modelo que más posibilidades tiene de todo la familia eléctrica de Renault.
De todas formas, la marca francesa no es la única en este tipo de emprendimientos. La estadounidense General Motors (GM) tiene el Chevrolet Volt, un modelo ya listo y probado para traer a la Argentina. Hasta la presidenta Cristina Fernández ya lo manejó por las calles internas de la Quinta de Olivos.
Efectivamente, estamos analizando comercializarlo en la Argentina, confiaron en las oficinas locales de General Motors. El modelo que se podría llegar a traer sería la segunda generación de este vehículo. De ser así, la intención es que se empiece a vender este año.
De todos modos, desde la automotriz norteamericana reconocieron que no es una meta ser los primeros en traer un auto eléctrico a la Argentina. Sin embargo reconocieron que van a asegurar una infraestructura en su red de concesionarios que le permita dar un servicio total a este sofisticado modelo.
También reconocieron que vienen manteniendo reuniones con funcionarios del Gobierno para buscar una reducción del arancel importador por ser un auto ecológico. La intención de GM es que formen parte de las acciones que realizará este año cuando continúe con el Demo Volt Program en la Argentina.
La infraestructura para el desarrollo de estos modelos en forma masiva es un punto fundamental en esta discusión. Y, aunque hace unos días se anunció que una compañía público privada produciría baterías para celulares y notebook, en un primer momento, y para autos a partir de 2014; algunas marcas miran con desconfianza esta situación.
Nosotros queremos participar de ese mercado, pero por ahora no tenemos nada preparada porque no tenemos en claro el origen de la energía y dónde se tirará la batería, afirmaron en una terminal que ya tiene varios modelos eléctricos en el mercado mundial.
El costo de las baterías de litio para autos hoy cotiza entre u$s10.000 y u$s20.000, pero los especialistas estiman que se irá abaratando con el correr de los años. Se calcula que para 2020, al menos el 20% del parque automotor mundial va a ser de autos híbridos y eléctricos.
En algunos mercados están pensando en un sistema por el cual la carga de la batería se realiza a través del cambio. Es decir, llega el automóvil a la estación de servicio y se le cambia la batería vacía por una nueva. Esto sucede en Europa, en donde se paga un fee mensual porque la batería queda en comodato para el usuario, así la puede cambiar cuando es necesario.

FUENTE: IPROFESIONAL.COM 13/02/2012

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!