69% de autopartistas dicen que los insumos que les autorizaron importar no cubren la demanda

Los problemas de abastecimiento de piezas importadas están generando serios inconvenientes en las automotrices a la hora de producir. En los últimos días, algunas terminales tuvieron que suspender turnos o reducirlo ante el faltante de autopartes.

Este miércoles, por ejemplo, una automotriz operó sólo 4 horas de las seis previstas al no contar con el abastecimiento de motores necesario para completar la jornada y espera a que en las próximas horas llegue un nuevo embarque de insumos para retomar la fabricación mañana. Ayer, el presidente de Renault Argentina, Pablo Sibilla, anunció que planeaban la creación de 1.000 puestos de trabajo en Córdoba y la apertura de un segundo turno, aunque lo condicionó a una mayor flexibilización en la importación de insumos. Estos son sólo dos ejemplos de las dificultades en el sector. Hay que recordar que alrededor de 70% de las piezas que se utilizan para fabricar un auto en la Argentina son importadas.

Uno de los motivos son los problemas de logística que se generan, a nivel mundial, como consecuencia de la pandemia pero la situación local se agrava por las restricciones al acceso de dólares que tienen muchos fabricantes locales para pagar a proveedores en el exterior.

Para medir la realidad del sector, la asociación agrupa a los autopartistas realizó una encuesta entre 71 empresas asociadas sobre el impacto que tiene en la cadena productiva las trabas a las importaciones. Según este sondeo, que ya fue repartido entre los socios de la entidad, el 69% de las industrias señaló que fueron autorizadas a importar menor cantidad de los insumos necesarios para la demanda actual. El 26% reconoció que sólo tendrán disponible la mitad o menos de los materiales para cubrir la demanda.

Según el monto autorizado para importar en 2021, el 79% consideró de le causará dificultades – entre leves y altas – para proveer a sus clientes.

El 84% de las empresas consideraron que, por la falta de aprobación de los permisos SIMI para importar, están teniendo sobrecostos, pérdida de eficiencia y menor productividad que lo normal.

Otro de los puntos consultados fue la relación que mantienen con el Gobierno. El 79% de las empresas respondieron que no tuvieron ninguna audiencia con funcionarios de la Secretaría de Industria mientras que el 49% todavía no fueron informados sobre la pauta de importaciones que tendrán para el año.

FUENTE; AMBITO.COM.AR 18/03/2021

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!