Piden retirar del mercado 1.2 millones de Chevrolet Onix

El procurador general de Brasil, Cléber Eustáquio Neves, exigió a General Motors que retire del mercado 1.2 millones de Chevrolet Onix de primera generación. La medida se tomó a raíz de un crash test realizado por el organismo LatinNCAP en 2017, donde se demostró que -en caso de un choque lateral- las puertas traseras del Onix se abren solas.

“La deficiencia de este modelo es tan llamativa que cuando se realizó la prueba, su puerta trasera se abrió, demostrando el alto riesgo para sus ocupantes, especialmente los niños”, dictaminó Neves.

A raíz de esa prueba de choque de LatinNCAP, Chevrolet decidió modificar el Onix y promovió una nueva evaluación del modelo en 2018. El Onix producido a partir del 15 de enero de 2018 (con número de chasis VIN 9BGKS48U0JG313644 en adelante) fue mejorado con “refuerzos estructurales para la protección contra impactos laterales y elementos de absorción de energía en las puertas para el impacto lateral en la protección para adultos”.

Sin embargo, los Onix producidos hasta ese momento y con la deficiencia estructural que descubrió LatinNCAP siguieron en circulación. Sólo contando a los Onix comercializados en Brasil, son 1.2 millones de unidades producidas entre los años 2012 y 2017.

No se explicó el motivo por el cual la Procuraduría demoró más de tres años en aplicar esta medida. El pedido recall abarca sólo al mercado brasileño, porque esa es la jurisdicción del procurador Neves.

Autoblog consultó a fuentes de GM Argentina a raíz de este fallo: ” Desde GM no hacemos comentarios sobre casos que se encuentran en proceso judicial. Sin embargo, podemos afirmar que Onix siempre ha cumplido con todas las especificaciones legales de seguridad requeridas en Brasil y en todos los mercados donde se comercializa”.

La noticia circuló por todo el mundo durante los últimos días, a partir de un cable de la Agencia EFE .

ACTUALIZACIÓN
La opinión de LatinNCAP

Escribe el ingeniero Alejandro Furas
Secretario General de LatinNCAP

El Chevrolet Onix obtuvo en las pruebas de Latin NCAP cero estrellas para ocupante adulto en el año 2017 y mejoró el resultado a tres estrellas en 2018. El Ministerio Público Federal contactó a Latin NCAP cuando el Chevrolet Onix obtuvo cero estrellas consultando detalles sobre normas y los resultados publicados.

Latin NCAP indicó a las autoridades que el Chevrolet Onix (cero estrellas) no hubiera pasado el test de norma UN95 de impacto lateral. Latin NCAP no recomendó retirar las unidades de Chevrolet Onix del mercado, sino que recomendó la mejora inmediata de las mismas en circulación y las nuevas. Asimismo solicitó que se exijan las normas ONU de seguridad a todos los modelos y el test obligatorio para brindar información a los consumidores.

Todos los Chevrolet Onix cumplían y cumplen la ley Nacional Brasilera, sino no serían legales de venderse. General Motors reaccionó a ese resultado mejorando el modelo y logrando 3 estrellas en 2018. En 2019 Chevrolet presentó el Nuevo Onix el cual obtuvo 5 estrellas para adultos y niños en las pruebas de Latin NCAP.

Latin NCAP cree que en todo caso es a las autoridades locales a quien se debe cuestionar por permitir ofrecer modelos debajo de estándares globales de Naciones Unidas y por no obligar al etiquetado de seguridad para informar a los consumidores en forma obligatoria.

Latin NCAP reconoce el esfuerzo y trabajo de DENATRAN por mejorar las normas de seguridad vehicular; sin embargo CONTRAN es quien emite finalmente las normas. Latin NCAP recomienda al gobierno de Brasil y a los de toda la región que en tanto no emparejan la exigencia reglamentaria a la de regiones como Europa, se informe a los consumidores con el resultado de estrellas. A través de este sistema de información el consumidor puede decidir qué vehículo adquirir, sin importar los lobbies o normas nacionales, haciendo así un mercado más justo hacia la democratización de la seguridad vehicular en la región.

En todo el mundo existe esta puja entre lo que los gobiernos deben regular y lo que el mercado aspira y los consumidores prefieren. Por ese motivo, por ser un problema hoy para los gobiernos llevar adelante una regulación en la forma que les gustaría, es que los propios gobiernos apoyan con muchos fondos y política, integrando el programa, a Euro NCAP y todos los otros NCAP del mundo, a excepción de Latin NCAP. La propia ONU en la última declaración de una nueva década de acción 2020-2030 acaba de impulsar y recomendar a los gobiernos el apoyo a los Programas NCAPs.

En buena hora algún bastión jurídico tomó partido por las personas antes que las empresas. General Motors ha reaccionado positivamente con el Chevrolet Nuevo Onix ofreciéndolo con cinco estrellas para adultos y niños. Latin NCAP cree que la Procuraduría debe también solicitar a otras marcas como FIAT (por sus modelos Uno, Mobi, y eventualmente Cronos/Argo), Ford (por su modelo Ka), Volkswagen (por su modelo Gol), Nissan (por su modelo March a seguir el mismo camino. Todos los mencionados de alguna manera están ofreciendo sus modelos populares muy por debajo de los niveles mínimos de seguridad que ofrecen por modelos similares en Europa, Estados Unidos, Australia o Japón.

Latin NCAP ya no es solo importante para quien compra auto sino que para toda la sociedad, desde el momento en que se evalúa la protección a peatones y usuarios vulnerables de las vías. Es hora de que los gobiernos asuman el problema de la seguridad vehicular en la región como un problema de toda la sociedad y no solo de quien posee un vehículo.

FUENTE; AUTOBLOG.COM.AR 15/09/2020

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!