Mercado de autos usados

El mercado automotriz argentino no logra una recuperación segura y nuevos obstáculos van surgiendo para la actividad. Tras el párate por cuarentena y la reapertura, ahora se suma la falta de stock de vehículos nuevos. Este hecho no sólo afecta a los concesionarios de 0Km, sino que genera fuertes distorsiones en los precios de las agencias de usados.

Ocurre que al haber poca variedad de modelos y listas de espera de meses en los concesionarios, los argentinos con dólares en la mano se vuelcan a usados que pueden obtener rápidamente. No obstante, eso está elevando los precios de una manera inusual.

El mercado «se sigue caracterizando más por la demanda que por la oferta. La gente con poder adquisitivo y ahorros en dólares ve al auto barato ante la brecha cambiaria. Los vehículos salen menos en dólares hoy que hace seis o siete meses», señaló Alberto Príncipe, presidente de la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

Príncipe explicó que «hay menos oferta y esto hace que el vehículo seminuevo se encarezca. Hay una cuestión que estamos observando y es que hay productos para los que hay una demanda altísima y poca oferta, lo que cambia la ecuación».

Señaló que el público «se encuentra con autos 0Km que tienen entrega para dentro de cuatro o cinco meses y con precio abierto, entonces esto hace que haya una distorsión en el mercado y un auto modelo 2018, según versión y equipamiento, pueda valer lo mismo que uno nuevo«.

Alerta en las agencias: suben la demanda y los precios, pero no la reposición de vehículos.

Se achica el mercado del usado

El mercado de autos usados caerá entre 20% y 25% este año, por el impacto de la pandemia, estimó Príncipe.

«Nuestro sector fue duramente golpeado por la crisis y se está adecuando sin pausa a las exigencias actuales, profesionalizándose para cumplir con eficiencia ante un nuevo consumidor», dijo Príncipe, al cumplirse el 66 aniversario de la fundación de la entidad.

Con respecto al interior del país, dijo que «en la mayoría de las provincias las agencias están vendiendo prácticamente igual volumen que en un buen mes de enero o febrero. Si no se comercializa más es porque ya no queda stock en las mismas. Se trabaja muy bien los autos seminuevos y en ciertas localidades modelos desde el 2000 en adelante».

Rentabilidad reducida

«La reposición está complicada pero en ciertas provincias es crítica. La gente compra con dólares o efectivo. La entrega del auto usado en las transacciones se ha reducido considerablemente. Además, la gente no financia, no quiere endeudarse», sostuvo Príncipe.

Con respecto al margen de rentabilidad, advirtió que el sector «está trabajando con uno bastante reducido».

También advirtió que «mucha gente ya no puede mantener su auto y lo deja en consignación en las agencias para su venta«.

Por los volúmenes de venta que se vienen registrando durante el año (898.379 unidades), junto al tiempo en que las agencias permanecieron cerradas, Príncipe estimó que 2020 «terminará con una caída de entre 20% y 25% por debajo del 2019, cuando se vendieron 1,7 millones de unidades usadas».

«Un dato interesante es que está bajando en todo el país la venta clandestina, la venta con ´tachito´ que durante tantos años prolífero en la Argentina. La gente se dio cuenta de que tiene que recurrir a un negocio establecido por seguridad y garantía en la operación. Esto también contribuye al incremento de ventas en los comercios de autos usados», explicó.

En el marco del aniversario de la entidad, recordó que «la creación de la Cámara del Comercio Automotor apuntó a consolidar un verdadero sector empresarial que pudiera representar el surgimiento en la vida económica de un elemento como el automotor, tan útil para el progreso de un país extendido como el nuestro».

Usados vs 0km

En este escenario, donde el usado vuelve a tomar valor ante la falta de autos nuevos, los precios empiezan a moverse al ritmo de la demanda. Y la brecha entre los seminuevos y los nuevos se achica, especialmente cuando se trata de modelos que no tienen stock.

Toyota Corolla, ante la falta de stock, cobra valor el usado.

Un caso concreto sucede con el Toyota Corolla y la pick up Hilux. Por la alta demanda, son modelos que tienen un largo plazo de espera para encontrar un 0km.

Así, los valores de los usados se empiezan a mover más rápidamente y por ejemplo, por un Corolla SE-G con caja automática, modelo 2018, se pide $1.950.000, mientras que por uno 2019 asciende a $2.250.000. Nuevo, este vehículo, sale prácticamente lo mismo.

Toyota Hilux, pueden pedir más por una usada que por una nueva.

En el caso de Hilux, la pick up más demandada del mercado, por un modelo SRX con caja automática, hoy se encuentran precios más caros entre los usados (piden por un modelo 2019 unos $3.600.000), mientras que un 0km sale $3.400.000.

Es decir, la modelo 2019 es más cara que el precio de lista de una 0Km. Pero no hay entrega.

Ford Ranger, con poca diferencia entre la 0km y la usada.

Otros modelos con alta demanda son de Ford. En el caso de Ranger, la pick up XLS 4×4 sale $2.700.000 en su versión 0km, mientras que por una 2019 están pidiendo casi 2.600.000 pesos.

Otros autos muy buscado en el segmento de los usados, así también como entre los nuevos, es la Ford Ecosport. Este SUV chico de Ford sale en su versión Freestyle, con descuento, unos $1.542.000, lo mismo que piden por una usada modelo 2019.

Ford Ecosport, otro modelo con alta demanda en nuevo o usado.

Así, la brecha entre nuevos y usados se achica cada vez más ante la falta de stock, y se revive un viejo esquema que se dio entre 2014 y 2015, cuando el mercado también tuvo escases de oferta.

A todo esto hay que agregar, que para los 0km, se actualizó la base mínima imponible del impuesto interno con un piso de $2.042.000, un valor que deja a varios modelos medianos y SUV chicas al borde del gravamen, lo cual hará, que en muchos 0km, se disparen los valores.

Autos usados: los más vendidos de agosto

En cuanto a los modelos más vendidos en el mes pasado, el ranking es el siguiente:

Volkswagen Gol, el usado más vendido.

  1. VW Gol y Trend: 10.114 unidades
  2. Chevrolet Corsa y Classic: 5.913 unidades
  3. Renault Clio: 4.406 unidades
  4. Toyota Hilux: 4.119 unidades
  5. Ford Fiesta: 3.877 unidades
  6. Fiat Palio: 3.497 unidades
  7. Ford Focus: 3.336 unidades
  8. Ford Ranger: 3.150 unidades
  9. Ford Ka: 3.148 unidades
  10. Ford EcoSport: 3.102 unidades

FUENTE; IPROFESIONAL.COM 16/09/2020

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!