Con un dólar a $46, hoy tan solo quedan cuatro modelos de autos por menos de $500.000

El salto del dólar, que comenzó a profundizarse hace un año, cambió la realidad del mercado automotor, con un incremento de precios que golpeó a los 0Km y provocó un derrumbe de las ventas.

De esta forma, en este período, de un total de 12 modelos que se podían elegir por menos de $300.000 -la barrera «psicológica» que se utilizaba en ese momento para clasificar a los más económicos-, se pasó en la actualidad a tener tan solo cuatro opciones por menos de $500.000.

No solo que subieron los valores y se achicó la oferta sino que, para encontrar más opciones de entrada de gama y poder abrir el abanico, hay que extender la brecha por lo menos hasta los 600.000 pesos.

Los precios experimentaron dos grandes saltos en este último tiempo, que coincidieron con las fuertes variaciones del tipo de cambio: el primero tuvo lugar cuando el billete verde empezó a dispararse en 2018, al pasar de $17 a $24 entre fines de abril y comienzos de mayo; y tuvo un segundo ajuste fuerte en los últimos meses, después de un nuevo avance de la divisa.

Los más baratos

En este escenario de grandes subas, solamente cuatro modelos de 0Km quedaron por debajo de la barrera de los 500.000 pesos.

En todos los casos se trata de las versiones de entrada de gama; es decir, las menos equipadas. Esto implica que para acceder a uno más completo hay que saltar esa barrera.

Hoy, el más económico es el Nissan March Active, con un precio de $476.500. Durante mayo, a diferencia de otros meses, no se ofrece con ningún tipo de bonificación.

Pese a ser el más barato, esto no evitó que sufriera una fuerte caída: entre enero y abril se patentaron casi 1.300 unidades (considerando todas sus gamas) cerca de un 40% menos que en igual lapso de 2018.

El segundo y el tercer modelo que integran el listado pertenecen a Renault. El más económico de la marca es el Kwid, el reemplazante del Clio Mio que llegó al mercado a fines de 2017. En su versión Zen de entrada de gama el valor es de 482.400 pesos.

Este modelo está equipado con un motor naftero 1.0L de 3 cilindros y 66cv. La gran ventaja de este propulsor es que permite un consumo mínimo de combustible tanto en ciudad como en ruta.

Por otro lado, es el único de la categoría que nació pensado para competir con el segmento de los crossover. Si bien es un auto de calle convencional, tiene mayor despeje del suelo (180mm) lo que permite superar mayores obstáculos. Esto se complementa con la dirección asistida eléctrica y el indicador de giro de un toque que facilitan la conducción.

Contemplando todas las versiones, en el año lleva patentadas 4.950 unidades, un 44% menos que en 2018.

Luego se ubica el Renault Sandero Expression, que tiene un precio de $489.600. Este vehículo se fabrica en la planta que posee la marca en Santa Isabel, Córdoba.

Esta unidad se ofrece con un motor motor Hi – Torque de 1.6L, 8 válvulas y 85 cv, mientras que en los más equipados se puede elegir con 16 válvulas y 105 cv. Ya lleva varios años en la marca, pero ha logrado un buen resultado en ventas, posicionado como uno de los más vendidos. Sin embargo, no pudo escapar de la crisis: este modelo acumula una caída del 54%, tres puntos por encima de la baja del mercado total.

Por último, antes de cruzar la barrera, el modelo que integra el segmento de los más baratos es el Chevrolet Onix Joy, a 498.900 pesos.

En este caso, la marca inventó especialmente la versión «Joy» para que sea mucho más económica que el resto de la oferta.

En todos los casos, para saltar a una versión más equipada, hay que sumar entre $10.000 y $30.000, dejando a todos los modelos por encima del medio millón de pesos.

Los que saltaron la barrera 

Tener un auto entrada de gama es fundamental para las marcas, ya que el objetivo es captar a ese primer comprador que puede volverse un cliente a largo plazo, y que buscará ir subiendo de categoría.

Así es como en el resto de las marcas masivas más vendidas del país, también promocionan mucho los modelos más económicos, aunque en todos los casos superan esta barrera de los $500.000.

Hoy, para pensar en un modelo del segmento chico, barato, de Ford, Fiat, Peugeot, Citroën, Toyota o incluso Chery, hay que tener un poco más de efectivo.

Las opciones son las siguientes:

Chery QQ quedó como el quinto auto más barato del país, con un precio de u$s11.050 en su versión de entrada de gama llamada Light. Es decir, $508.300 con un dólar a 46 pesos. Así, dejo de ser el más accesible de la Argentina.

Está equipado con un motor chico, naftero 1.0L con 3 cilindros en línes y 68cv. Para llegar a la opción más costosa, que suma levantavidrios eléctricos atrás, espejos eléctricos y faros, hay que gastar 1.000 dólares más.

Toyota Etios: El más chico de la japonesa, uno de los más vendidos del mercado, arranca la oferta en $529.500. Se trata de la versión hatchback de 6 marchas manual. Cuenta con un motor 1.5L con 103cv.

Además, en las versiones más equipadas, es uno de los modelos chicos que ofrece caja automática y tiene una versión con baúl de 4 puertas. La ventaja de este modelo es que ofrece desde la entrada de gama control de estabilidad.

Fiat Moby Easy: el más económico de la marca es el Moby, con un precio de $531.600. Otro modelo que se caracterizó por ser de entrada de gama es el Uno, sin embargo este trepó a los $609.100 en su versión Way, la única del mercado.

En el caso del Moby, cuenta con un motor 1.0L de 8 válvulas y 70cv, con caja manual de 5 velocidades. Una de las características que lo diferenció cuando llegó al mercado, fue su equipamiento tecnológico para este tipo de autos, que compiten entre los más baratos. Por ejemplo, tiene el Sistema «My Car Fiat» y «Follow Me Home».

Ford Ka S 5 puertas: el más barato de la marca del óvalo es el Ka sin baúl, que tiene un precio de $555.700 en su versión entrada de gama.

La marca está promocionando los modelos más equipados con 4 y 5 puertas, los cuales tienen bonificaciones de $70.000, pero están más caros.

En el caso de Volkswagen, el modelo más económico es el Up Take, el cual arranca en $580.300. En cambio el Gol, un histórico de entrada de gama de la marca, superó los $630.000 en su opción base.

Las otras dos automotrices masivas que están en la pelea por ser parte del «top ten» de marcas más vendidas son Peugeot y Citroën, ambas del grupo PSA. Sin embargo los modelos de entrada de gama de ambas firmas superaron la barrera de los $600.000.

Por un lado se encuentra el Peugeot 208 (arranca en $662.900), mientras que el Citroën C3 parte de los $689.500.

No solo cambiaron los precios

Más allá de los precios, los problemas que atraviesa actualmente el sector no tienen que ver solamente con esa variable a la hora de cerrar una operación y de a poco va cambiando el modelo de negocio.

Sucede que algunas marcas optaron por eliminar los valores de los 0Km de los sitios web, una herramienta que hoy es clave para comprar un vehículo, al tiempo que llamando por teléfono a los concesionarios tampoco se logra obtener el valor final.

El objetivo es que el comprador se acerque hasta el punto de venta a fin de seducirlos con descuentos, los cuales siguen más activos y vigentes que nunca, a pesar de la intención de las automotrices de eliminarlos.

Así pudo comprobarlo iProfesional cuando, mediante algunos llamados a diversos concesionarios y luego de brindar todos los datos personales, se negaron a informar el valor de los modelos.

Sin embargo, en general, las ofertas no son para los modelos más económicos, porque las más vendidas son las opciones intermedias.

Por ejemplo en Nissan, el March Advance, es decir dos modelos por arriba del entrada de gama, tiene una bonificación de $25.000, con un valor final de 529.800 pesos.

También en Chery ofrecen una bonificación al contado del 20%, quedando el precio final del QQ en 430.600 pesos.

En Chevrolet mantuvieron hasta el Hot Sale una oferta con una financiación a 36 meses con tasa 0 por ciento, mientras que en Toyota, los cuales nunca se subieron a la ola de descuentos, solo ofrecen créditos a 24 meses con una tasa de 19,9%, pero el costo financiero total (CFT) se eleva al 42 por ciento.

En el caso de Peugeot, ofrecen una bonificación para el 208 Active con un valor final de $576.300. Además, financian hasta 36 meses un monto de 400.000 pesos.

¿Cómo siguen?

Con altos precios y ventas que caen, en las automotrices solo se ocupan de programar los próximos meses. Es un sector donde las decisiones no se toman de un día para otro, y cualquier lanzamiento o cambio de producto debe planificarse.

Por ahora, la mayoría de las marcas está sosteniendo sus promesas de presentaciones, aunque en general se retrasaron para el segundo semestre del año.

En materia de precios, el año ya acumula subas de 20% pero, vale aclarar, se viene de un salto de más del 70% durante todo 2018. Si el dólar sigue inestable, seguirán subiendo los autos. Si se calma, entonces recién ahí podrán moderarse. Sin embargo, a medida que pasan las semanas cada vez pesará más el factor electoral.

FUENTE; IPROFESIONAL.COM 28/05/2019

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.
Related Posts

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!