Ya no quedan autos por menos de $300.000

En 2013, esa barrera “psicológica” que las marcas intentaban no saltar para no generar un impacto en el consumidor eran los $100.000. Ese era el valor que establecía cuáles eran los autos más baratos del mercado.

Cinco años más tarde, y después de una devaluación acelerada y de la inflación que no se detiene, el último muro en romperse fue el de los $300.000 y ahora ya se mira desde un nuevo escalón la posibilidad de acceder a un auto nuevo: cuáles son los modelos por menos de 350.000 pesos.

En los concesionarios aseguran que el impacto de la suba del dólar fue muy severo y si bien los autos se incrementaron un 40% en el año, el 30% fue en solo tres meses. Las subas venían con un ritmo lógico del 1,5 al 2% mensual, hasta que en mayo la divisa verde batió todos los récords.

Como consecuencia, el auto más económico ronda los $320.000, siendo este de entrada de gama con el mínimo nivel de equipamiento, cuestión a la cual los argentinos se habían desacostumbrado porque prefieren las versiones más completas.

El más barato es el Chery QQ, que tiene oficialmente un precio de $299.765 en la entrada (solo para no poner el 3 adelante), pero que en la versión más completa sale 326.835 pesos. Además, sumando gastos, supera ampliamente la cifra.

En la lista siguen otros modelos que hasta enero tenían un precio por debajo de los $300.000, pero hoy ya no pueden sostenerlo.

Un caso es el Renault Kwid, que llegó para reemplazar el Clio Mio y ser el más conveniente de la marca del rombo. Además, su misión era ubicarse por debajo del Sandero, que había quedado como entrada de gama. Este vehículo saltó a los $325.000 y sube hasta $362.200 en su versión full.

Otro auto que arrancó más barato pero hoy subió de escalón es el Ford Ka, con un precio de $332.300 hasta los $404.500. A fin de año llegará la nueva versión que será más completa desde serie, por lo cual hay que ver cómo afecta el precio.

En Toyota, el jugador más accesible es el Etios, que hoy tiene un precio que va desde $357.600 hasta 465.400 pesos.

 

El Fiat Mobi, el más económico de la marca, arranca en $342.300 y llega hasta $385.900. La automotriz volverá a comercializar el Uno, competidor del mismo segmento que Mobi, y ahí habrá que ver dónde se posiciona.

En Chevrolet, la oferta de entrada a la marca es el Onix Joy. Esta versión especial se incorporó para ser la más baja en precios, separada de toda la línea Onix que tiene otra denominación en sus versiones. Hoy también está caro y va desde los $352.900 hasta los 364.900 pesos.

 

 

Por último Volkswagen cuenta con el Up! como el vehículo de menor valor. Este modelo, con tres puertas, arranca en $319,000 y llega hasta los $440.000 en la versión full con caja automática.

Según los concesionarios, los ajustes seguirán porque falta trasladar la devaluación, pero la demanda es la que impondrá el ritmo. En los dos últimos meses, las ventas cayeron 18% cuando venían creciendo a un 20%. Eso dejó mucho stock parado y ningún punto de venta puede sostener ese costo por mucho tiempo.

FUENTE; IPROFESIONAL.COM 05/08/2018

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!