Volkswagen Argentina y el primer Dispositivo de Ventilación Mecánica

En marzo pasado, las doce terminales automotrices argentinas agrupadas en Adefa anunciaron un compromiso para combatir la pandemia del Coronavirus.

Entre otros objetivos, se comprometieron a realizar la “apertura de las instalaciones industriales para dar soporte a los fabricantes de sistemas de respiratorios mecánicos para la atención médica de urgencia”.

Se sabe que hay varias automotrices que están trabajando en este sentido y Volkswagen Argentina se convirtió ayer en la primera en entregar un dispositivo de este tipo, que resulta vital para el tratamiento de las víctimas más graves del Covid-19.

*“¿Recuerdan que hace unas semanas les conté de los sanitizadores que desarrolló nuestro equipo de Mantenimiento en la Planta de Pacheco? Hoy quiero contarles una iniciativa similar y que tuvo lugar en nuestro Centro Industrial Córdoba. Diseñamos un Dispositivo de Ventilación Mecánica no Invasiva utilizando material de nuestra planta con el asesoramiento de la Dra. Perla Pahnke, Jefa de Emergentología, y la Dra. Cristina Gómez, Jefa de Terapia del Hospital Municipal de Urgencias”, publicó el CEO de VW Argentina, Thomas Owsianski, brindó los detalles con este texto publicado en sus propias redes sociales.

El llamado Dispositivo de Ventilación Mecánica no Invasiva fue diseñado y fabricado por el sector de Mantenimiento de la planta de transmisiones de VW en Córdoba y fue donado a la municipalidad de la capital de esa provincia. Puede asistir hasta 20 pacientes al mismo tiempo.

Además, aclaró que el dispositivo fue donado a la Secretaría de Salud de la Municipalidad de Córdoba con el fin de abastecer de oxígeno hasta 20 pacientes al mismo tiempo afectados por Covid-19.

“Hoy hicimos la entrega formal del mismo junto a autoridades de la Municipalidad de la Provincia de Córdoba y de la UTN – Córdoba. Felicitaciones a Marcus Gorisch y a todo el Equipo de nuestra Planta Córdoba por tamaña iniciativa”, tuitieó.

“Seguimos comprometidos con estar más cerca de los argentinos, a pesar de la distancias. Espero poder en breve viajar allí y felicitarlos en persona”, finalizó.

El plan Toyota

Las automotrices argentinas siguen cumpliendo un papel realmente importante para combatir el coronavirus. En ese contexto, Toyota se prepara para una iniciativa clave.

La empresa japonesa utilizará sus instalaciones en la planta de Zárate para producir nada más ni nada menos que 1.000 respiradores por día.

Cabe destacar que los producidos por Toyota no se tratarán de equipos de alta complejidad sino de soportes respiratorios mecánicos de atención médica de urgencia.

Los respiradores artificiales de alta complejidad deben ser producidos exclusivamente por las empresas especializadas que ya estén habilitadas por la autoridad sanitaria a nivel nacional.

En ese contexto, en Argentina ya hay dos fabricantes radicados en la provincia de Córdoba que se encuentran con su capacidad de producción al máximo.

“Desde Ingeniería de TASA están colaborando con producción de respiradores manuales que, con ayuda de universidades, pueden en unos 10 días producir 1.000 respiradores por día”, señalaron.

El rol de Ford

Ford unió fuerzas con 3M, GE Healthcare y el sindicato de la unión laboral de trabajadores estadounidenses (United Auto Workers) para prestar sus servicios de manufactura e ingeniería con el objetivo de expandir la producción de equipo médico, como respiradores y ventiladores, que puedan ayudar a los trabajadores de la salud, personal de primeros auxilios y trabajadores críticos, así como a aquellos que han sido infectados por el virus.

Además, ensamblará más de 100,000 protectores faciales a la semana y usará su capacidad de impresión 3D para producir piezas que se puedan usar en equipos de protección y cuidado personal.

Ford y 3M aumentarán la capacidad de producción de respiradores motorizados que purifican el aire. Asimismo, están tratando de desarrollar un respirador que se adapte a las piezas de ambas empresas para satisfacer la demanda. Este nuevo respirador podría ser producido en una instalación de Ford por trabajadores de la UAW.

Asimismo, los equipos han estado adaptando piezas, como los ventiladores de los asientos con control de temperatura de Ford F-150 para el flujo del aire, filtros HEPA 3M para que no pasen los contaminantes del aire ni gotas que transporten el virus, así como baterías de herramientas portátiles para alimentar los respiradores hasta por ocho horas.

FUENTE; ECONOMIA SUSTENTABLE EN IPROFESIONAL.COM 20/05/2020

Escrito por

El autor todavía no ha añadido ninguna Información a su perfil.

Comentarios cerrados.

Deja una respuesta

quieres unirte a la discusión?
¡Siéntete libre de contribuir!